Jue. Jul 7th, 2022
Al menos 40 personas, entre ellas 19 alumnos, fueron asesinados por un hombre armado en una escuela del estado de Texas, Estados Unidos. A medida que se van identificando los cuerpos de las víctimas de la escuela primaria de Robb Elementary en Uvalde (Texas), todavía aumenta la magnitud de la tragedia, ya que la gran mayoría de los asesinados no tenían todavía 10 años.

Según precisaron en las últimas horas, Salvador Ramos disparó a sangre fría a 19 menores de edad, sumándose así una víctima más a lo conocido anteriormente. Vale recordar que mucho de ellos eran niños que asistían a las clases dos días antes del fin del curso escolar, además de matar también a dos adultos.

El sospechoso también asesinó a su abuela antes de ingresar al colegio y comenzar con el tiroteo, informó Abbot, que añadió que tenía en su poder una pistola y un rifle.

«Cuando los padres dejan a sus hijos en la escuela, tienen todas las expectativas de saber que van a poder recoger a su hijo cuando termine ese día escolar. Y hay familias que están de luto en este momento», expresó el gobernador.

El jefe de Policía del Distrito Escolar de Uvalde, Pete Arredondo, dijo en una rueda de prensa que en este punto de la investigación creen que el presunto atacante, identificado como Salvador Romas, de 18 años y que fue abatido posteriormente por los agentes, actuó solo en este crimen «atroz».

«Se cree que salió de su vehículo y entró en la escuela primaria Robb Uvalde con un arma de fuego, y puede que también tuviera un rifle, pero eso aún no está confirmado según mi informe más reciente», añadió Abbott.

El Hospital Universitario de San Antonio dijo en Twitter que había recibido a dos pacientes del tiroteo en Uvalde. Ambos, una mujer de 66 años y una niña de 10 años, se encontraban en estado crítico.

Es el tercer suceso similar que ocurre en menos de quince días en Estados Unidos, algo que genera una alta preocupación en la sociedad y en las autoridades nacionales.

El pasado 14 de mayo un adolescente Payton S. Gendron, un joven de 18 años autodefinido como supremacista blanco, abrió fuego en un supermercado de la localidad de Buffalo, Nueva York, y mató a diez personas.

Lo llamativo del caso es que el sujeto se colocó en su cabeza una pequeña cámara con la que transmitió en vivo por la plataforma Twitch.

El sujeto tenía planificado extender la masacre a otras latitudes de la ciudad, según informó el comisionado de la Policía de Buffalo, Joseph Gramaglia a la cadena estadounidense CNN: “Iba a subirse a su auto y seguir conduciendo por la avenida Jefferson para seguir haciendo lo mismo”.

En tanto que este domingo un hombre mató a tiros a otro en el subterráneo de Nueva York, en lo que la policía consideró un aparente ataque no provocado.

De acuerdo a los testigos, el agresor desenfundó el arma mientras caminaba por el último vagón “y sin provocación sacó una pistola y la disparó contra la víctima a quemarropa”.

fuente: ámbito