Sáb. May 15th, 2021

Desde este lunes, los efectivos de la policía de San Juan ya están habilitados para secuestrar los vehículos de todo aquel que infringe la cuarentena total de prevención del coronavirus. Así lo aseguró el fiscal coordinador de Flagrancia, Daniel Guillén, quien explicó que la resolución fue dictada este domingo y establece que aquella persona que circula sin autorización o sin nada que corrobore el motivo de su movilización en un rodado, será secuestrado en calidad de «pago de costas».

«Se dictó una resolución y se notificó al jefe de policía para que los funcionarios policiales que se encuentran haciendo operaciones en la vía pública puedan actuar sobre quienes están infringiendo el decreto presidencial, al que adhirió el gobernador, y para aquellos que no puedan justificar su circulación con moto, bicicleta y otro vehículo», explicó Guillén en radio Sarmiento.

Hasta este domingo, la policía labraba un acta cuando encontraba un infragantti manejando un vehículo, se lo acompañaba al domicilio, se lo detenía ahí y luego se lo presentaba ante el juez, en la audiencia. Cuando era el juicio de Flagrancia se le dictaba o no sentencia condenatoria pero no se solicitaba el pago de costas por los gastos efectuados por la autoridad policial y judicial. A partir de este lunes, esto cambió.

«Ahora se secuestra el vehículo para la comisión del delito e impone a los fiscales que en la audiencia de presentación se habilite a los jueces para que se impongan costas manteniendo en calidad de secuestro los bienes como pago. Esta medida se toma porque se advierte que hay circulación de personas no aceptadas por el decreto y usan vehículos que serán secuestrados por la autoridad policial. El fiscal se lo toma en calidad de secuestro. En la audiencia judicial y en el paso de sentencia se lo impone con la obligación de pagar costas», explicó aclarando que si se está usando el rodado para trasladar compras de mantenimiento familiar se lo va a autorizar a circular pero deberá comprobarlo.