Spread the love

La Corte de Justicia de San Juan, encabezada por su presidente Marcelo Lima, junto a la ministra Adriana García Nieto y los ministros Daniel Olivares Yapur, Juan José Victoria y Guillermo Horacio De Sanctis, emitió un acuerdo general el pasado lunes 29 de abril que facilita los trámites de adopción en los departamentos alejados. En este contexto, las estadísticas del Registro Único de Adopción y allí se observa un aumento en la cantidad de personas que adoptan a adolescentes.

Teresita Rodríguez, titular del Registro Único de Adopción (RUA), en diálogo con este medio, comentó que este crecimiento ha llevado a un enfoque “más rápido” en el procesamiento de las carpetas de postulantes que desean adoptar niños de ocho o nueve años en adelante. Esta priorización se debe a que estos niños son los que están esperando ser adoptados en los hogares de las residencias de la Niñez, y hay relativamente pocos postulantes para ellos.

“Desde el Registro, cada vez que algún postulante manifiesta su intención, su deseo de adoptar un niño de ocho o nueve años en adelante, son las carpetas que más rápidamente trabajamos porque son los niños que están esperando. A  grandes rasgos estadísticos, la cantidad de legajos que tenemos para un niño a partir de los ocho o nueve años en adelante es el 26% de los legajos. Todos los demás esperan niños más chicos”, explicó.

La situación es aún más desafiante en el caso de los adolescentes, ya que por lo general suele haber una escasez significativa de postulantes para ellos. Sin embargo, durante el proceso de evaluación de las actitudes de los postulantes de adopción se centra en fomentar la posibilidad de considerar la adopción de niños mayores, como los adolescentes.

Para que este número continúe en crecimiento tiene mucho que ver el reciente acuerdo emitido por la Corte, que permite que los Juzgados de Paz Letrados, excluyendo aquellos que forman parte del Gran San Juan, puedan recibir solicitudes para el trámite de adopción. Desde el RUA han observado que la búsqueda de familias adoptivas en los departamentos alejados ha tenido un impacto positivo, ya que las personas en estas zonas tienden a estar más abiertas y dispuestas a considerar la adopción de niños mayores, sin los mismos prejuicios o temores que a menudo se asocian con la adopción.

“En los departamentos alejados la gente está como más abierta, más predispuesta, sin tantos prejuicios, sin tantos temores o sin tanta idealización del hijo adoptivo. Entonces aceptan a los niños tal cual son, sin la necesidad de esperar exclusivamente por un hijo biológico”, destacó Rodríguez.

Adolescentes en situación de adoptabilidad, ¿un fracaso del sistema?

Según las palabras del juez del Tercer Juzgado de la Familia, Esteban De La Torre, San Juan se encuentra ante una “triste realidad”, porque la mayor parte de los niños en situación de adoptabilidad son adolescentes, es decir quienes esperan a tener una familia que los adopte. Esto se debe a que muchos de ellos debieron ser separados de su entorno familiar, producto de haber sufrido maltrato infantil.

“La mayor cantidad de niños que están en situación de adoptabilidad son adolescentes y son chicos que quizás son el fracaso del sistema, porque no existen familias que accedan a una adopción de adolescentes. Salvo casos muy excepcionales”, afirmó.

Sin embargo, la titular del RUA destacó que el enfoque principal está en el “bienestar del niño, la niña y el adolescente”, ya que son ellos quienes tienen el derecho fundamental de tener una familia. “La adopción se entiende como un proceso centrado en encontrar una familia para el niño, en lugar de buscar hijos para las familias que desean adoptar”, agregó. Además, enfatizó que el proceso de adopción es gratuito y se lleva a cabo a través de los Juzgados de Paz, sin necesidad de abogados para la inscripción inicial.

 

fuente: diario huarpe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *