Spread the love

La llegada del otoño, sumado a las primeras heladas, que hacen que las hojas se debiliten y caigan de forma contundente y ahora se suma la poda, hace que una gran cantidad de hojas estén expuestas en diferentes sectores del departamento 9 de Julio.

Pero la campaña que se fortaleció desde Medio Ambiente departamental impulsa que estas hojas sean recolectadas en bolsas que son cedidas desde el ámbito municipal. Acá nace la cultura de la recolección, donde la primera actriz de esta historia es la vecina o vecino que limpian pero no queman, sino que embolsan porque saben que pasará el camión de la recolección verde municipal.

Acá surge el primer paso fundamental: encontrarse con las hojas en bolsas para ser transportadas, para que el personal municipal haga la recolección. Estas son llevadas al colegio Ana Pérez Cianí, donde los alumnos las reciben, las vacían y se siguen utilizando las mismas bolsas para repetir la operación de recolección.

El personal de la Municipalidad entiende esta operatoria y lo convierte en el segundo eslabón de esta historia. Marianela Rosales, titular de Medio Ambiente del departamento explicó la funcionalidad y el ingeniero agrónomo Marcelo Esposito detalló cómo es el proceso.

El proyecto integrador denominado «Somos parte del todo», donde la Municipalidad, la escuela, Medio Ambiente departamental, sumado la Provincia, apunta de forma directa al cuidado del ambiente.

Las bases de esto es: la Municipalidad recolecta, los alumnos reciben y hacen el compostar para buscar el producto final, que será abono orgánico.

El nailon lo cede la gestión municipal y alumnos y profesores del establecimiento educativo de nivel secundario elaboran un gran producto natural.

Martín Aranda, coordinador de Servicios de la municipalidad, hace de ente para que este proyecto mantenga materia prima, más que nada en estos tiempos de recolección masiva.

 

Fuente: Tls

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *