fbpx
Spread the love

Representantes del sector privado en San Juan ven difícil poder alcanzar con sus empleados un incremento salarial similar al otorgado por el Gobierno provincial a los agentes de la administración pública, incluidos los maestros. Según afirman, entre las dificultades mencionan a la inflación creciente, la suba de las tarifas de servicios y, por ejemplo en el sector industrial, la falta de algunos insumos para mantener funcionando algunas cadenas productivas.

El Gobierno provincial otorgó a sus agentes un incremento salarial que supera el 71% en noviembre (ver aparte), luego de intensas negociaciones con los representantes gremiales del sector. Pero, frente a esa situación, representantes de distintas cámaras y sectores de la actividad económica local dieron su parecer y explicaron las variables que, según ellos, les dificultaría conceder a sus empleados una suba en los salarios de características similares.

Ricardo Palacios, desde la Unión industrial de San Juan, habló de las dificultades para poder alcanzar un acuerdo salarial similar al del sector estatal y mencionó entre las variables que impiden esa situación «la creciente inflación, los problemas para importar materia prima en algunas actividades como la química, plásticos y el sector metalúrgico». A lo que agregó que «el aumento de tarifas y la creciente presión tributaria están ocasionando que el sector industrial esté al límite». «A este sector no se le puede sacar más, no admite que se le apliquen más costos», dijo el dirigente.

Marcelo Quiroga, de la Cámara de Comerciantes Unidos, habló de todos los incrementos que vienen padeciendo todos los meses como los que corresponden a servicios, impuestos a lo que se suma la creciente inflación «que va a seguir en el orden del 5 al 6% mensual». Por eso mencionó que el sector no logra recuperar el nivel de ventas «porque la clase media es la que más se resiente con sus compras», dijo el dirigente. Mencionó también que se trata de un año «complicado y con mucha incertidumbre» y por eso mencionó que les resultaría muy difícil afrontar un aumento similar. «Estamos trabajando para mantener las fuentes de trabajo», destacó el dirigente.

Desde la Federación Económica, Dino Minozzi sostuvo que «el sector privado está lejos de poder cumplir con una pauta salarial similar a la concedida por el Gobierno provincial a sus empleados. Por ejemplo el sector agroindustrial en particular está muy afectado por factores climáticos, como la sequía, las granizadas y la ola de calor». También hizo referencia a las dificultades que enfrentan el ámbito industrial y el comercio por los efectos de una inflación creciente. «Llevamos cinco meses de estancamiento económico y es muy difícil en esas condiciones afrontar un aumento de esas características», sostuvo el presidente de la entidad empresaria.

Gonzalo Lenzano, que preside la Cámara Olivícola, dijo que el sector también tendrá dificultades para afrontar una suba de salarios a sus empleados similar a la del sector estatal. Hizo referencia a los aumentos de energía, las dificultades para conseguir algunos insumos y el costo de la mano de obra, entre las principales variables que no cooperan para lograr ese objetivo. «Es complicado para nosotros porque tenemos muchas dificultades», sostuvo el dirigente. Incluso mencionó que el precio Internacional de la aceituna ha bajado, mientras que tienen costos como los de los fertilizantes y los repuestos de tractores a valor dólar. «La mano de obra es otro componente importante», destacó.

Desde el sector vitivinícola, Pablo Martín, de la Mesa Vitícola, habló de las dificultades que atraviesa la actividad, por factores climáticos como el granizo, heladas y la ola de calor que están afectando los rendimientos de los cultivos. «No obstante, nuestra intención en el sector es acompañar en lo salarial la inflación», sostuvo.

Desde el Centro Comercial de San Juan, Laura Zini comentó que «el comercio tiene ahora firmado en enero la última revisión de la paritaria del año pasado, que va de abril a abril, y el ajuste al que se llegó de actualización de los sueldos fue del 101%. Efectivamente los sueldos hay que actualizarlos por esta inflación que tenemos imparable. Pero desde el comercio estamos viendo que estamos en un espiral ascendente que no para, esto es lo preocupante».

«Las expectativas del comercio son pesimistas. El consumo se está retrayendo cada vez más y a los aumentos se los lleva la inflación. Ya sabemos que se viene un mes complicado porque llega la renovación de los contratos de alquiler», sostuvo.

> Empleo público

En su tercera reunión de negociación salarial, la gestión uñaquista cerró el lunes pasado un acuerdo con sus trabajadores estatales, docentes y no docentes. El trato implicó un fuerte incremento inicial que alcanzará un 41,1 por ciento a liquidar con el sueldo de marzo (en el que están incluido el 11,1 por ciento de enero y febrero). A ello, se le sumará un 10 en septiembre, más otro 20 en noviembre, lo que totaliza un 71,1 por ciento en el año. Además, se fijó una instancia de revisión en julio «o cuando los gremios lo crean conveniente», según dio a conocer la ministra de Hacienda, Marisa López.

También, desde el Gobierno provincial se comprometieron a que los sueldos de los empleados públicos mantengan una diferencia de un 5 por ciento por arriba de la inflación, por si en cualquier momento del año el Índice de Precios al Consumidor (IPC) sobrepasa la barrera pactada por la provincia.

 

fuente: diario de cuyo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *