Spread the love

El Roperito Comunitario de la Difunta Correa crece día a día gracias a las donaciones de los devotos. En este 2023, destacaron que decidieron organizar las prendas y aumentó la demanda de sanjuaninos que se acercan para pedir en calidad de préstamo las vestimentas correspondientes.

Analía Lépez, presidenta de la Fundación Difunta Correa, sostuvo: “nosotros concretamos la reapertura de la Capilla de Caputo. En este lugar podrán ver en orden cronológico la historia y como se vino desarrollando el Paraje en sí. Esta fue la etapa final de un proceso de puesta en valor del cuadro de capillas, entre esos surgió El Roperito”.

La referente en el tema destacó que, anteriormente, las donaciones que se recibían no siempre se guardaban con el cuidado correspondiente. Actualmente, la metodología de trabajo implementada consta de una serie de pasos para poder poner en valor esta actividad que crece en San Juan.

Lépez contó que lo primero que hacen es recibir las donaciones, luego las clasifican, y posteriormente las lavan. Si es para exposición, dependiendo las características de la prenda, reciben por ejemplo vestidos de novia, quinceañeras, madrina. “Algunos van a exposición y otros van a préstamo”, comentó. También, pueden recibir vestimenta de la fuerza policial, armada y esta es resguardada en una capilla especial.

Respecto al Roperito y la actividad que realizan contó que hoy es una zona cubierta, totalmente protegida de la luz solar y del aire. La ropa es lavada, colgada y resguarda para posteriormente ponerlas en préstamo o necesidad que se tenga de la gente del paraje o de aquellos que se puedan acercar. “En cuanto a la gente que se acerca, nosotros pedimos una pequeña contribución para el lavado y la asignación de un DNI para la devolución. Recordamos que la Fundación lo que hace es proteger los bienes donados respetando la voluntad del donante, esa es nuestra mayor responsabilidad”, subrayó.

Además, en el Roperito se almacena transitoriamente todo lo que ropa de bebés, niños y adultos. Luego, de una clasificación y separación es donado ya sea a Cáritas, FundaME, Casa SAHNI. “Últimamente lo que estamos tratando de gestionar con SAHNI un convenio para entregarles donaciones y darle la segunda oportunidad a esta ropa”, sumó. Y destacó que “de nada nos sirve que las donaciones se encuentren inmovilizadas sin ningún tipo de sentido. Nosotros lo que buscamos es que, si la gente realmente lo necesita, tenga una segunda oportunidad y sea utilizada, la Difunta hubiese querido eso. No solamente resguardamos la responsabilidad de cuidar el medio ambiente sino también de ayudar al otro”.

Por último, sobre la actividad de préstamo indicó que los sanjuaninos regresan las prendas en tiempo y forma. “Gracias a Dios y a la Difunta Correa nunca tuvimos inconvenientes”, cerró.

 

fuente: DLPSJ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *