Jue. May 6th, 2021

El presidente Alberto Fernández analizó con 20 gobernadores la situación sanitaria ante el alza de contagios de Covid-19 y les propuso restringir la circulación nocturna. Además se limitará a 10 el máximo permitido de asistentes a reuniones en domicilios particulares (actualmente es de 20) y disminuirá la frecuencia de vuelos desde y hacia el exterior y se exigirá test PCR a los residentes que realicen viajes aéreos de cabotaje, sobre todo en las provincias donde hay más circulación viral. El transporte público quedará nuevamente restringido a trabajadores esenciales.

Desde el Gobierno aseguraron a Clarín que hubo unanimidad entre los mandatarios provinciales para apoyar la medida. Durante el encuentro hubo diferentes propuestas para pensar «el cierre» nocturno. Solo difirió el horario de inicio: de 22, 23 o 24 a 6 AM.

El jefe de Estado coincidió con los gobernadores en la necesidad de no parar la economía, no frustrar vacaciones ni la actividad en lugares turísticos.

Si bien la normativa será nacional, cada provincia tendrá libertad de acción para aplicar la medida en su territorio. En el Ejecutivo insistieron en no denominar a esta medida como un toque de queda. «No vamos a sacar a las fuerzas federales y detener a todo el mundo que circule dentro de ese horario», dijeron fuentes gubernamentales que participaron del encuentro.

El propio Presidente había desestimado la posibilidad de declarar el estado de sitio, semanas atrás. «Esa no es una solución peronista», dijo en una charla informal con periodistas el 23 de diciembre. 

El jefe de Gobierno de la Ciudad Horacio Rodríguez Larreta, quien permanece aislado, luego de que su hisopado diera positivo, se reunirá de manera virtual las 17 con su mesa chica para terminar de definir las medidas a tomar.

La Provincia, en cambio, ya adelantó cambios en sintonía con la sugerencia presidencial. «El escenario así como estamos es muy negativo. Tenemos que tomar definiciones que logren retroceder en los contagios. Todas las decisiones que tomemos tienen que apuntar a reducir la forma de contagio y hay varias posibles. La última de todas y que queremos evitar es volver a la más eficaz que es el aislamiento absoluto», había adelantado el viceministro de Salud Nicolás Kreplak.

Fernández estuvo acompañado por el ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro y la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, mantiene una reunión con todos los mandatarios provinciales desde la residencia de Olivos.

Las restricciones para circular por la noche ya rigen en La Pampa, Chaco, Formosa y Santiago del Estero, y en las próximas horas se extenderían al resto del país, con la especificidad que decida cada gobernador. Según especialistas, tiene un menor impacto en la actividad económica si se lo compara con una cuarentena dura como la que tuvo la Argentina en el comienzo de la pandemia.

Como adelantó Clarín, el Gobierno también estudia poner en funcionamiento una aplicación para controlar a quienes ingresan al país. Durante diciembre 96 mil argentinos ingresaron al país. El ministerio de Salud, que conduce Ginés González García, había reclamado medidas más drásticas.