Dom. May 16th, 2021

El quiebre interno que tiene el bloquismo parece no tener solución. Ni siquiera en el marco de los festejos por los 100 años del partido, celebración que tendrá su epicentro el martes. Las diferencias entre los dirigentes oficialistas y disidentes es tan grande que habrá ese día dos eventos por separado, ambos en los mismos lugares, pero en horarios diferentes. Los dos sectores apuntan a una gran convocatoria política sanjuanina para celebrar el centenario del histórico partido provincial. El cruce está encabezado por la presidente de la fuerza local Graciela Caselles y por el dirigente Alejandro Quinto Bravo. Para la diputada nacional, el conflicto se debe a una cuestión personal, mientas que para el hijo de Don Leopoldo, no hayan llegado a un acuerdo para el festejo centenario porque Caselles no convocó a todos.

De hecho, la postura entre ambos quedó reflejada el viernes en Chimbas, cuando el diputado departamental, Andrés Chanampa, llevó adelante un acto de festejo anticipado (Ver Recuadro). Al convite asistieron Bravo y Enrique Conti, pero quien pegó el faltazo fue Caselles.

El distanciamiento entre ambos tendrá relevancia el martes cuando el partido de la estrella celebre su centenario. Esa jornada, cerca del medio día, Alejandro Quinto Bravo conducirá dos actos que incluyen recordar a dos históricos del partido. El inició será con el fundador, en el busto de Federico Cantoni, y luego con su padre Don Leopoldo, frente al Centro Cívico. Para el caso de Caselles, la celebración será en los mismos lugares, pero más tarde. A las 19 en la intersección de Avenida Ignacio de la Roza y Las Heras y luego a las 20:30, en el Parque de Mayo, en un homenaje al caudillo.

La única diferencia entre los dos actos, es que la Juventud y el Movimiento Femenino tendrán una vigilia esta noche en la sede central del partido, Mitre antes de Alem. En ese lugar, a las 19, habrá grupos musicales, charlas y un actor representando a Federico Cantoni.

Los cruces en el partido de la estrella datan de hace una década, y es el resultado del acuerdo electoral al que llegó con el PJ en 2007. Esa alianza tuvo fuertes repudios cuando fue mantenida por Caselles. Dirigentes como Alejandro y Domingo Bravo, al igual que Enrique Conti sostenían que el bloquismo es lo suficientemente fuerte como para competir solos en una elección. Así, ese espacio disidente terminó jugando con la oposición local, en una alianza con el basualdismo.

Sobre el cruce por el festejo, Bravo disparó contra Caselles manifestando que «ella se comprometió a convocar a todos, pero no lo ha hecho. Semejante evento necesita por lo menos seis meses de anticipación, no un par de días. A mi esta situación me duele mucho porque como Bravo, yo quiero la unidad del partido». Por su parte, Caselles respondió indicando que «éste es un acto institucional y por eso hemos hecho una convocatoria masiva. Para mí esto es una cuestión personal que tiene conmigo y yo en ese tema no me meto. No creo que lleguemos a un acuerdo pero si ellos me invitan, iría», dijo.