Spread the love

Un policía sanjuanino fue echado de las filas de la Fuerza. Esto se publicó en el Boletín Oficial, en donde explicaron que lo que hizo es contrario a las políticas que pregonan desde la institución, como así también va en contra de los principios morales que toda persona de bien debe cumplir.

El expediente se inició en virtud de un informe realizado por la Comisaría 17, en Chimbas, el pasado 4 de abril de 2021. La comisaría recibió el radiograma proveniente del Hospital Guillermo Rawson, donde consta que alrededor de las 7.10 ingresó en movilidad particular el agente Luciano Nicolás Quiroga, quien presentaba una fractura de clavícula izquierda y traumatismo producido supuestamente por colisionar contra un montículo de tierra en calle Neuquén antes de llegar a calle Salta.

Como consecuencia del mencionado informe, iniciaron las actuaciones preliminares en las que dejaron constancia que el agente Quiroga desempeñaba funciones laborales en Dirección de Coordinación, Planificación y Control de Seguridad Vial D-7. En el momento de la intervención del Tercer Juzgado de Faltas, el implicado no poseía licencia de conducir, quedando su rodado secuestrado en la Comisaría 17°.

Por resolución se dispuso la instrucción de sumario administrativo de conformidad al Decreto Reglamentario. El 4 de junio suspendieron preventivamente en el ejercicio de sus funciones.

En su declaración testimonial el agente Quiroga relató que el 4 de abril, en horas de la tarde, se hizo presente en la casa de un amigo para celebrar su cumpleaños, contexto en el que relata haber ingerido diferentes bebidas alcohólicas y cocaína por primera vez.

Expuso que a las 22.30 recibió un mensaje de otro amigo quien lo invitó a un bar, aceptó y continuó con la ingesta de alcohol. Finalmente, el agente afirmó haberse retirado del bar a las 2 de la madrugada y, que en circunstancias de encontrarse conduciendo su moto, se le atravesó un can al llegar a la calle Chaco lo que le provocó una caída sobre el asfalto.

La instrucción administrativa solicitó que se le aplique al sumariado una medida segregativa en virtud de la falta cometida. Indicaron que manejó sin carnet de conducir y encontrándose bajo los efectos de alcohol y estupefacientes, representando ello una grave falta administrativa que ocasiona un desprestigio a la institución policial y representa un incumplimiento de sus deberes como personal policial, los que le imponen mantener una conducta decorosa tanto en su vida privada como laboral. El gobernador firmó la resolución en donde se lo echó de la Policía.

 

fuente: Tls

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *