Spread the love

La Policía Federal Argentina (PFA) en el último tiempo desarticuló una organización criminal que tenía en la mira el comercio ilegal de aves autóctonas y exóticas en el país. La investigación fue muy fructífera porque en distintos puntos de todo el país, San Juan entre ellos, rescataron una importante cantidad de aves.

Esta impactante investigación comenzó en 2021 por la venta irregular de estos animales a través de WhatsApp y Facebook, denuncia que recayó en el Departamento de Delitos Ambientales a nivel nación.

Los investigadores en esta materia realizaron la investigación correspondiente junto a la Unidad Fiscal en Materia Ambiental (UFiMA) para confirmar si esta denuncia era verídica.

Tras la confirmación de que existía una red en torno a este tráfico de aves se desplegó una investigación contra estos sujetos que se encargaban de la comercialización ilegales de aves protegidas y exóticas.

En esta investigación identificaron a los miembros de dicha banda, sus roles como también lugares de acopio y distribución, que incluían proveedores locales y hasta la figura de un administrador de grupos cerrados dedicados a conectar vendedores y compradores a cambio de comisiones, similar al sistema de empresas de venta ilegal por internet.

Se hicieron 12 allanamientos en domicilios utilizados para el acopio y cría de animales y durante todos los procedimientos secuestraron alrededor de 800 aves de diferentes partes del mundo y de la Argentina señaladas como “especies protegidas” autóctonas, exóticas y en crítico peligro de extinción. Junto a las originarias de distintas partes del mundo, desde América del Sur, Asia, África, y Oceanía, todas están valuadas aproximadamente en 750 mil dólares.

Las aves secuestradas fueron especies como “Guacamayo Jacinto», o “Guacamayo Azul” y “Cardenal Amarillo”, originario de América del Sur, incluidos en el Apéndice I de CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres), lo que los hace invaluables en términos monetarios en el mercado negro, entre otros ejemplares.

Los operativos se realizaron en varios puntos de la provincia de San Juan, Merlo, Almirante Brown, Isidro Casanova, Lanús, Remedios de Escalada, Ezeiza, San Nicolás de los Arroyos y en la ciudad de Rosario.

Las aves estaban muy maltratadas y estaban en condiciones deplorables de hacinamiento. Todas han sido trasladas a diferentes refugios y con el pasar del tiempo se verificará si está la posibilidad de reinsertarlos en su hábitat o reubicarlos en algún lugar del estado.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *