Spread the love

Finalmente, el caso de Lucía Rubiño derivó en una tercera causa en la justicia penal, después de que el chico que fue procesado por homicidio con dolo eventual en la Justicia de Menores, por atropellar y matar a la adolescente de 16 años, denunciara a la ex ministra Claudia Grynszpan por falso testimonio y por instigación a cometer delitos a terceros, según informaron fuentes judiciales.

La denuncia la hizo el propio joven que hace apenas unas semanas cumplió la mayoría de edad, Nahim Manzur, quien se presentó en Tribunales este miércoles por la mañana y, con la representación de su abogado Nasser Uzair, apuntó contra la ex funcionaria de Turismo por la presunta comisión de dos delitos.

Lo que se sabe es que lo que motivó la presentación fue el testimonio que la asesora del senador Sergio Uñac le ofreció a la jueza María Julia Camus, del Juzgado Penal de la Niñez, que instruyó el hecho que conmocionó a los sanjuaninos y que dictó el auto de responsabilidad del entonces menor en el siniestro vial con consecuencias fatales.

Tiempo de San Juan accedió a los fundamentos que impulsaron las acciones legales contra Grynszpan y los mismos podrían resumirse en tres motivos puntuales: lo que dijo sobre el trágico hecho, lo que refirió acerca del vínculo de Lucía con el joven procesado y la influencia que habría ejercido sobre otro testimonio.

Los argumentos se desprenden de la apelación que presentó Uzair al fallo -inédito por cierto- de la jueza del sistema penal juvenil, que «procesó» a Manzur por una figura más grave que el homicidio culposo, ya que prevé una pena de prisión efectiva. Tan contundentes resultaron para la familia del chico que podría ir tras las rejas, que decidió acudir a la fiscalía y pedir que se la investigue por sus acciones.

El entorno de Manzur, al igual que su defensa, consideraron que el testimonio de la ex funcionaria fue clave para influir sobre la decisión de Camus. Es por ello que entienden que tal cuestión lo terminó perjudicando y, por tanto, la denunciaron en la justicia penal.

Si bien la mujer apuntada habló con este medio y prefirió no hacer declaraciones públicas al respecto, semanas más tarde proporcionó una entrevista radial y, por primera vez, contó cómo fueron los últimos momentos de Lucía Rubiño. Quien formó parte de la dramática escena, ofreció un relato estremecedor, rompió en llanto y reconoció que consideraba a la víctima como una hija.

Sobre la denuncia que se había anticipado en su contra, dijo no tener nada que ocultar y que su relato se limitó a contar lo que vio cuando arribó a la escena. «No vi una picada, solamente he relatado lo que los chicos me decían, no solamente mi hija», aclaró la misma que admitió estar tranquila porque no busca represalia ni venganza, simplemente verdad.

Ahora, la denuncia que ingresó al sistema penal será analizada por la UFI Genérica y, en una etapa preliminar, los fiscales indagarán para conocer si hay probabilidad de responsabilidad sobre el hecho penal que se denuncia y, en tal caso, la causa se formalizará.

 

fuente: tiempo san juan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *