Spread the love

En medio del incremento de los casos de dengue en la provincia y por supuesto también en alza en el país, los sanjuaninos recurren a los supermercados u otros comercios para la compra de repelentes de insectos, pero se encuentran con que en la mayoría de los casos no hay. Al ser este escenario recurrente, desde la Cámara de Supermercadistas acordaron la venta de 1 repelente por cliente para cuidar el stock y que los elementos de protección alcancen a la mayor cantidad de familias posibles.

En los últimos días, la Cámara mantuvo un encuentro con el gobierno provincial donde se informó un panorama de la situación respecto a los repelentes. Salieron a realizar recorridas y establecer un cuadro de situación con mayor precisión, dijeron desde el ente empresario.

Teniendo en cuenta el incremento de casos de dengue en el país, gran parte de la producción es dirigida hacia los grandes centros urbanos con mayor cantidad de incidencia de casos. Por este motivo, en San Juan la llegada de repelentes es cada vez inferior y distanciada, por lo que desde los supermercados deben cuidar el stock.

Si bien con el gobierno sanjuanino se había acordado en un principio limitar la venta a 2 repelentes por cliente, los supermercadistas decidieron que el máximo de compra por cliente sea de 1 repelente. Esto es para alcanzar la mayor cantidad de personas posibles con el stock que va llegando a los locales.

‘Hay muchos súper que tienen stock. Hasta el momento lo que se dispuso es limitar el Off que se vende para no producir desabastecimiento’, comentó Andrea López desde la Cámara de Supermercadistas.

Entre las opciones que se encuentran a disposición de los clientes, los repelentes que suelen quedar como única y última opción son los que pertenecen a la firma Johnson & Johnson en sus versiones más elevadas.

No es mucho el stock y esperamos que los mayoristas puedan entregar a los supermercados’, añadió la representante de la cámara mencionada.

En supermercados se pueden encontrar algunas alternativas a la marca más conocida, aunque esas opciones también suelen durar poco ante la alta demanda.

Los precios promedios en los que se encuentran los repelentes parten desde los $4.500 en adelante, dependiendo de las presentaciones, aunque hubo en un supermercado de av. Libertador y General Acha, una alternativa de $2.600 de una marca menos reconocida.

 

fuente: diario 13

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *