Vie. Abr 23rd, 2021

La defensa de Mario «Chingolo» Ortiz, a cargo de Horacio Merino, alegó que el próximo miércoles irá al Palacio de la Justicia sanjuanina para presentar la ampliación de indagatoria. Lo hará luego de que la semana pasada se presentara ante el juez Guillermo Adárvez, del Tercer Juzgado de Instrucción, y no declarara. Según el letrado se abstuvo debido a que era un caso reciente y aún no había podido charlar con el acusado.

El reconocido abogado sanjuanino afirmó que no hay nada concreto para acusar a Ortiz de los delitos de abuso sexual. «Las pericias médicas dieron negativo en cuanto a que ninguna de las nenas tenían signos de haber sido abusadas ni en la vagina ni en la cola», dijo Merino.

Hasta el momento, el único relato que comprometería al «Chingolo» es el de una de las mellizas de 6 años que contó que sí sufrió abusos por parte del imputado. De hecho, dio algunos detalles que fueron cruciales para el juez para imputarlo por abuso sexual de menores. Al respecto, Merino señaló que puede ser un relato inducido ya que las otras dos presuntas víctimas «dijeron que Ortiz nunca les hizo nada».

Algo trascendental que también podría condenar o salvar al «Chingolo» es su entrevista con alguna psicóloga. «Voy a pedir que lo analice alguna psicóloga del Estado. Deberían darme ese recurso ya que hasta el momento solo peritaron a las nenas en Cámara Gesell», sostuvo.

La ampliación de la indagatoria lo hará luego de que fuera al Penal de Chimbas y charlara con su cliente. «Es un hombre que vive en la indigencia, no tiene pinta de manipulador, ni rastros propios de un abusador. Me dijo que los abusos no existieron y me reafirmó que siempre las quiso como si fuesen sus hijas», finalizó Merino.

El caso

Todo ocurrió entre el sábado 6 y domingo 7 de julio. Como todos los fines de semana, la madre de las tres hermanitas le dio las nenas para que las llevara a pasear. Al parecer, una vecina fue la que decidió denunciar al «Chingolo» ya que veía algunos movimientos raros en el hombre con las nenas.

El sujeto estuvo desaparecido con las nenas un día entero hasta que las dejó cerca de la casa de la madre de las chiquitas y se escapó cuando vio el operativo policial que intentaba dar con las menores. Luego de unas horas de hallar a las pequeñas, lograron encontrarlo cerca de su choza, detrás de la Planta de Reciclaje de Residuos, en Las Talas, Caucete.

Las primeras informaciones afirmaban que el sujeto había raptado a las menores y presuntamente, había abusado de ellas durante el tiempo que estaban desaparecidas. Luego, con el relato de una de ellas en el Centro ANIVI, el juez decidió imputarlo por el delito de abusos sexuales contra las menores.