Dom. Sep 19th, 2021

La Selección Argentina vivió un jueves soñado en el estadio Monumental. Messi se despachó con un hat-trick y lloró de emoción, el equipo albiceleste ganó ante Bolivia y sigue invicto, y, como bonus track, hubo festejo en casa tras la consagración en la Copa Argentina. Los campeones, con la Pulga a la cabeza, celebraron con el mismo trofeo que dos semanas atrás visitó la Difunta Correa.

La copa llegó a fines de agosto con Claudio Chiqui Tapia, el sanjuanino que preside la AFA. Después de reunirse con las autoridades provinciales y definir la visita del combinado albiceleste para octubre, en un duelo de Eliminatorias frente a Uruguay, el dirigente pudo cumplir una promesa y se acercó hasta la imagen de la Deolinda, ubicada en el paraje de Caucete, con la Copa América a cuestas.

Ahora, tras el triunfo ante Bolivia, el trofeo volvió con los campeones y hubo festejo. Lionel Messi encabezó los cánticos con la copa en sus manos. «Tenía mucha ansiedad, muchas ganas de disfrutar. Esperé hace mucho tiempo esto. Ganamos el partido que era lo importante y ahora a disfrutar. Lo busqué hace mucho esto. Gracias a Dios se me dio. Fue un momento único por dónde y cómo se dio después de tanta espera. No había mejor manera y poder festejarlo es increíble. Están mi mamá, mis hermanos en la tribuna. Se ha sufrido mucho, pero estoy muy feliz», expresó Leo.

fuente: tiempo de san juan