Mié. Nov 30th, 2022

En medio de las discusiones acerca de cómo encarar la recomposición salarial, la vicepresidenta, Cristina Kirchner, pidió por el pago de una suma fija para los trabajadores. El ministro de Economía, Sergio Massa, había sido cauto al mencionar este tema, pero no descartó que se aplique una medida de este estilo.

Durante un acto en la ciudad de Pilar organizado por la UOM, Cristina expresó: «También es necesario una suma fija que vuelva a darle capacidad al salario de los trabajadores, que esto no va en detrimento de las paritarias. Cómo vamos a ir en detrimento de las paritarias, justamente nosotros que fuimos los que volvimos a introducir la cuestión paritaria en la cuestión económica». De esta manera, la vicepresidenta se metió de lleno en la discusión interna por el debate de la recomposición de ingresos.

En esta línea, Cristina explicó que «ya quedó demostrado que el aumento de salarios no genera inflación», ya que los niveles de productividad se encuentran muy por encima de los salarios promedio que se pagan en el sector privado. Y agregó: «Hay que intervenir sobre la distribución del ingreso. Hay que decir que el ministro de Economía está haciendo un gran esfuerzo administrando las consecuencias de lo que pasó».

En apenas un trimestre, la participación de la remuneración al trabajo asalariado en el valor agregado bruto nacional se desplomó más de 5,2 puntos, al pasar de 38,2 por ciento en el primer trimestre a 33 por ciento en el segundo. En contraposición, el excedente de explotación (saldo contable) de las empresas se disparó 8,8 puntos en el mismo lapso, pasando de 47,8 por ciento al 56,6 por ciento de un trimestre al otro, según se desprende de la cuenta generación del ingreso que mide el INDEC. Cristina se valió de estas estadísticas para argumentar su posición: «Los que se llevan la productividad, los que ponen los precios en los supermercados, en las fabricas pagan mucho menos de ganancias que cualquier trabajador de los que están sentados hoy aquí».

«Nunca ha habido una participación tan baja de los trabajadores en el PBI como la que estamos teniendo hoy, absolutamente regresiva. Esto no empezó con el gobierno del 19, ni tampoco la inflación. Esto empezó con un gobierno que decidió endeudar una vez más a la Argentina y hoy tenemos que destinar dólares al pago de la deuda externa y aceptar los condicionamientos del FMI a las políticas internas», se explayó Cristina. A su vez, remarcó: «Cuando sobrevienen las crisis, ningún aumento, ninguna paritaria, resuelve todo».

Al mismo tiempo, señaló que «es imprescindible que resolvamos el problema, que ya no solamente es de la restricción externa sino de la de una sociedad que ha decidido que una parte de su vida tiene que pasar». Además, subrayó: «Y no me vengan con esas teorías de que van a hacer circular dos monedas. Eso lo dicen solamente como un eslogan. Así como decían que los trabajadores no van a pagar ganancias, vamos a resolver la inflación en dos minutos. Es un problema grave y estructural de la economía que debe ser abordado con seriedad».

Qué había dicho Massa sobre la suma fija

«Pensar el salario del sector privado tiene un problema, que es que de los salarios de menos de 120 mil pesos, el 60% son empleados municipales», había explicado Massa en diálogo con Roberto Navarro en El Destape Sin Fin. «Y cuando mirás las cuentas de los municipios decís ‘si yo le meto una suma fija le arruinó las cuentas'», afirmó como argumento para poner paños fríos sobre una posible suma fija.

Sin embargo, también sobre la chance de otorgar una suma fija mencionó: «Veamos cómo encontramos algún instrumento. Lo charlé con Cristina, con Alberto, con Kelly Olmos, con Wado (de Pedro)». Y agregó: «Lo que tenemos que encontrar es un mecanismos para fortalecer al conjunto de los trabajadores, porque si no quizás ayudamos a los trabajadores del sector privado pero dejamos a 1,1 millones de municipales en el camino».

Los dichos de Cristina sobre el atentado en su contra

«(Tenemos) una justicia que, ya estoy resignada, que no va a investigar, porque le sirvo de acusada, no de víctima a ese partido judicial», declaró la ex mandataria, en el marco de su primera aparición en un acto masivo, organizado por la Unión Obrera Metalúrgica. En ese marco, apuntó contra Juntos por el Cambio y aludió, sin nombrarlo, al diputado nacional y ex secretario de Seguridad Gerardo Milman, al que se le atribuye haber manifestado estar al tanto del intento de magnicidio dos días antes.

«Esa fuerza política que dice que va a darle seguridad a los argentinos, descubrimos que durante su gestión en seguridad pusieron a conducir la escuela de inteligencia y la dirección nacional de política criminal, de inteligencia para la política criminal pusieron a una Miss Argentina», lanzó, en referencia a Carolina Gómez Mónaco, contratada por Milman, que estuvo presente cuando habría manifestado estar al tanto del atentado. «Cuando la vi pensé que era como las películas de James Bond, que era la más linda», ironizó la ex mandataria.

La vicepresidenta reapareció en público por primera vez desde el intento de asesinato que sufrió el pasado 1º de septiembre. En ese sentido, definió a esta presencia en el acto de la UOM como su «primera salida» y reconoció que tras «dos meses y tres días de eso que todos vieron por televisión». En ese marco, reconoció: «Yo no me di cuenta del arma que empuñaron y pretendían en los hechos volarme la cabeza».

 

fuente: el destape