Sáb. Nov 26th, 2022

Mediante una resolución publicada en el día de hoy en el Boletín Oficial, la Secretaría de Comercio fijó un nuevo precio de referencia en el valor de la bolsa de harina. Los porcentajes variarán en las diferentes regiones del país y la zona de Cuyo no quedó fuera. Desde la Cámara de Panaderos de San Juan confirmaron que la próxima semana el precio del kilo del pan y derivados sufrirán un incremento de $30.

«Nosotros hoy en día tenemos un precio del kilo de pan en $370 en promedio y la docena de facturas rondan los $500. Estos valores no los aumentamos desde hace un tiempo para intentar mantener las ventas, pero la el mercado está complicado y, por el contrario, el consumo disminuyó. Por lo tanto, tomamos la decisión de incrementar los precios para hacer frente a los gastos que tiene cada una de las panaderías», dijo Manuel Rodríguez, presidente de la Cámara de Panaderos.

Por otra parte, una de las elaboraciones más consumidas en la provincia no sufrirá modificaciones. «En el caso de las tortitas y semitas, el precio no se va a tocar, seguirán costando $40 la unidad. El kilo de pan desde el lunes que viene llegará a los $400 y en el caso de las facturas, se ubicarán en los $550. Estos valores siempre son referenciales, dependiendo el tipo de comercio, puede estar en un monto superior», explicó Rodríguez.

El representante de los panaderos destacó que la autorización del aumento en el costo de la bolsa de harina, que para la región de Cuyo es de un 5,5%, no es el punto principal por el que anunciaron los nuevos costos. «Sumado al incremento del insumo, para nosotros en el tema gas y luz se nos está complicando muchísimo. Nos han llegado boletas con precios muy elevados y en algunos casos, ya hay colegas que no están pudiendo hacer frente a los valores y están debiendo hasta dos facturas juntas», dijo Rodríguez, quien además agregó que el sector viene muy golpeado desde finales del año pasado. Registran pérdidas en las ventas en 30% aproximadamente, comentó.

«No recuperamos ventas porque no hay plata en el mercado», explicó Rodríguez.

El comerciante aseguró que actualmente la situación para ellos es compleja, ya que no les alcanza para pagar las factura de servicios, los sueldos de los empleados y los costos de los alquileres. «Por más que subamos los precios, la gente se restringe un poco. Están aquellos que bajaron la calidad de lo que consumen y aquellos que pueden aún mantener la cantidad y la calidad de lo que consumen. En la calle hay precios de todo tipo», subrayó.

Una de las maneras en que los trabajadores están haciendo frente a los costos de llevar adelante la actividad comercial está muy ligada a las zonas hacia donde comenzaron a desplazarse los negocios. «En este rubro nos pasa lo mismo que con las tiendas. Hoy se pueden ver muchas casas de ropa dentro de barrios que fueron alejándose de la zona céntrica por el alto valor del alquiler de un local. Para nosotros, los panaderos, la situación es similar. Muchos pasaron de grandes locales a los alrededores del centro», concluyó.

 

fuente: diario huarpe