Spread the love

La pequeña era abusada sexualmente por un hombre, de 50 años, a quien le facilitaba a la menor a cambio de dinero y regalos.

En las últimas horas, y por medio de un juicio oral, tanto la abuela sanjuanina como el implicado fueron condenados en Tribunales y pasarán varios años encerrados en el Penal de Chimbas.

Todo ocurrió el pasado 6 de abril cuando se recibió una denuncia en el Centro ANIVI. La misma fue interpuesta desde la Comisaría 16, con asiento en Calingasta. Allí, determinaron que una menor tuvo una pelea con su abuela materna, ya que esta le había quitado el celular porque se mensajeaba con otros hombres y le provocó lesiones.

La menor dijo que mantenía una relación con un hombre de 50 años. Sostuvo que su abuela consentía dicho acercamiento, ya que a cambio de esos intercambios sexuales recibía dinero y regalos.

Radicada la denuncia, el Ministerio Público Fiscal inició la investigación en la que se determinó que todo empezó cuando la pequeña tenía apenas 11 años. Su abuela realizó con actos de promoción a la corrupción de menores dejándola tener una relación sentimental con este hombre haciéndole regalos. El objetivo era persuadirla para que cuando cumpliera los 13 años el implicado tuviera acceso sexual sin que la nena se opusiera.

Así fueron las cosas. Cuando la sanjuanina cumplió 13, y mientras su abusador tenía 49, este la buscó y se aprovechó la inmadurez sexual para mantener encuentros tanto en la casa donde ella vivía como así también en una cabaña dispuesta por el acusado.

Los investigadores determinaron que producto de esa relación se produjo material de abuso y explotación sexual infantil, ya que había fotografía de la menor abusada. El Ministerio Público Fiscal acreditó que la abuela, de 61 años, facilitó la corrupción de su nieta toda vez que estaba bajo sus cuidados.

Por unanimidad, el Tribunal Colegiado compuesto por Alberto Ramón Caballero, Gema Guerrero y Federico Rodríguez resolvió condenar al implicado a 13 años de prisión de cumplimiento efectivo por considerarlo autor del delito contra la integridad sexual en su modalidad de promoción de corrupción de menores agravada por la edad de la víctima en concurso real con los delitos de abuso sexual por el aprovechamiento de la inmadurez sexual de la víctima reiterado producción de material de abuso y explotación sexual infantil en perjuicio de la menor.

En tanto que condenó a la abuela de la pequeña a la pena de diez años y seis meses de prisión de cumplimiento efectivo por considerarla autora del delito de facilitación de la corrupción de menores agravada por el vínculo en concurso real con el delito de lesiones leves agravadas por el vínculo en perjuicio de su nieta. Debiendo cumplir ambos la condena en el Servicio Penitenciario Provincial.

 

fuente: diario movil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *