Dom. Feb 5th, 2023

No es un equipo más. Es el más importante de todos. El que jugará contra la angustia, los nervios, la presión, la necesidad, el que tendrá que salir a Qatar o morir, porque una derrota puede dejar a la Selección afuera del Mundial, ya mismo, en la segunda fecha. Por eso, Lionel Scaloni probó mucho en la última práctica que hizo en Universidad de Qatar. Y por eso, fue metiendo variantes a las variantes, incluso durante el ensayo. Pero hay una formación que podría confirmarse en estas horas, todo en un marco de gran hermetismo.

El 11 que tiene en la cabeza el entrenador no saldría de estos nombres: Dibu Martínez; Montiel, Otamendi, Lisandro Martínez, Acuña; De Paul, Paredes o Guido Rodríguez, Mac Allister o Enzo Fernández; Di María, Lautaro y Messi.

En principio, sería entre cuatro y cinco cambios. Una tendencia que fue la primera que empezó a mostrarse horas después de la derrota ante Arabia Saudita, que luego pareció atenuarse y que en la práctica de este viernes, la última previa al choque con México, volvió a recobrar vida.

Si bien el DT quiere sostener a su columna vertebral, lo deja con muchas dudas la situación de Leandro Paredes, quien no llegó al Mundial en su mejor versión ni física ni futbolística. Y por eso, aunque fue el cinco de su ciclo, la necesidad del escenario podría dejarlo afuera.

Si sale Paredes, sería el cambio más sustancial. El DT no rompería, porque mantiene a gran parte de su base, pero sí movería fuerte la estantería. Quizás de la mano de la salida de Cuti Romero. El motivo, en definitiva, seria similar: priorizar la actualidad física y futbolística por sobre el peso del apellido. Con el defensor y con el volante, Scaloni ya mostró las cartas contra Arabia Saudita. Ambos dejaron la cancha temprano.

Con el correr de las horas, además, fue también tomando fuerza la posibilidad de una sorpresa, que se buscó que no trascendiera de adentro hacia afuera. ¿Será Guido Rodríguez la opción para el puesto de Paredes? Por lo pronto, fue siempre su reemplazante natural. Asoma con chances.

Si es Guido el que se mete de cinco, Enzo Fernández (otro que puede ocupar esa función) pasaría a competir con Mac Allister por la vacante del tercer volante, en ese lugar que Scaloni sabía que le iba a costar reemplazar por la baja de Lo Celso. Por eso, entre el ex River y el ex Boca pelearían por un lugar.

Los laterales, los otros que salen

Lo que es casi una fija es que los dos laterales dejarán el equipo: ni Molina ni Tagliafico seguirían en el equipo. Y ahí, Scaloni volvería a confiar en los dos que jugaron la final de la Copa América, ante Brasil: Montiel y Acuña. Una forma, también, de volver a las fuentes en un otro partido de todo o nada, aunque en definitiva estaría cambiando a tres de los cuatro defensores del debut. Otra muestra, también, del impacto del golpe ante Arabia Saudita…

fuente: Ole