Spread the love

Hay malestar en la Justicia por el caso de una mujer que hizo que detuvieran a su expareja al denunciar que la había violado dos veces, pues días después fue a decir que todo era mentira, ocasionando un desgaste en el sistema y logrando que la libertad de una persona haya sido privada, al parecer, de forma injusta, dijeron fuentes judiciales.

JRV (43 años, no tiene antecedentes penales) fue excarcelado durante la mañana del último lunes, por disposición del juez de Garantías Federico Rodríguez. Se trata del mismo magistrado que, a pedido de Fiscalía, había ordenado la detención del entonces sospechoso, concretada en la tarde del viernes de la semana pasada. Esa vez los policías se lo llevaron de la finca donde vive, situada en Caucete, donde trabaja como tractorista. En ese momento el fiscal de la UFI Cavig Alejandro Mattar tenía la firme sospecha de que el hombre había atacado sexualmente a su expareja, basándose principalmente en el testimonio de ella, que había radicado la denuncia el 29 de diciembre pasado. Ese día la denunciante asistió a Cavig para acusar que JRV la había violado dos veces. Dijo que desde hacía una semana estaban peleados y que no se hablaban, pero que seguían viviendo bajo el mismo techo en esa finca en las afueras de Caucete. Señaló que, en ese contexto y durante esos días, el hombre la había forzado a tener relaciones, pese a su oposición.

Luego de la detención del acusado y cuando Fiscalía tenía todo preparado para formalizar la acusación contra él, al fiscal le comunicaron que la denunciante se había presentado otra vez en Cavig, esta vez para revelar que había mentido y para recalcar que la denuncia era falsa. Eso fue a las 7 de la mañana del lunes, cuatro horas antes de la audiencia inicial de la causa. El Ministerio Público Fiscal (MPF) iba a imputarle el delito de abuso sexual con acceso carnal y, debido a las penas que comprende (6 a 15 años), iba a pedir que el acusado quedara preso preventivamente.

Pero nada de eso ocurrió, pues el fiscal Mattar tuvo que exponer ante el juez lo que había pasado con la denunciante y la causa no se formalizó. Además, el magistrado dispuso la inmediata libertad de JRV, quien es defendido por Julián Gil. También, a pedido del MPF, dictaron una prohibición de acercamiento del hombre hacia la mujer, por un plazo de 30 días.

¿Qué va a pasar ahora? Fuentes judiciales explicaron que, cuando la denunciante fue a desdecirse, le preguntaron si había sido influenciada por alguien, pero dijo que no. No obstante, como indica el protocolo, esa vez personal especializado de Cavig realizó un abordaje y ahora se esperan los informes.

Por su parte, desde el entorno de JRV sostienen que la mujer hizo la falsa denuncia como represalia a una medida dispuesta por el Juzgado de Paz de Caucete, desde donde ordenaron que ella sea excluida de su hogar luego de que el hombre acusara que constantemente era golpeado y rasguñado. Al parecer, el día anterior a la falsa denuncia por violación la mujer había tenido problemas con su ex cuando fue a sacar sus cosas.

Examen médico
El examen médico arrojó que la denunciante presentaba lesiones en el ano. Sin embargo, voceros explicaron que no se pudo precisar el origen y no descartaban una autoagresión.

Acciones contra ella
El MPF puede iniciar acciones contra la mujer si se comprueba que se trató de una falsa denuncia. En la UFI Cavig aguardan los informes de los estudios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *