Mié. May 12th, 2021

Con casi el 15% de los trabajos de zanjeo e instalación de la nueva cañería que incluye a populosos barrios de la zona céntrica de la ciudad de Caucete, continúa la obra de reconstrucción del sistema cloacal. Esta red, a más de 27 años de haber sido construida comenzó a tener serios problemas que determinaron la urgente necesidad de restaurarla para evitar que los efluentes cloacales salieran a la superficie y contaminaran el ambiente y la red de agua potable perjudicando a una población estimada en más de 35.700 habitantes.

Esta compleja obra de reemplazo de cañería de una red que tiene una extensión de 53.910 metros, 6.180 conexiones domiciliarias, funciona con un sistema de bombas elevadoras -por el desnivel propio de los terrenos-, y con una planta de tratamiento que se encuentra a las afuera de la ciudad, fue dispuesta a fines de 2019 y licitada de inmediato con el objeto de que durante 2020 se iniciaran los trabajos. A mediados de ese año, después de observar un marcado retraso en los plazos de obra por parte de la empresa Dyga, el Gobierno provincial a través de OSSE le dio de baja y firmó un nuevo compromiso con la empresa Senda SRL, con el propósito de que la obra esté terminada en el transcurso del 2022.

Hasta ahora los trabajos tiene buen ritmo, pero aún faltan varios barrios y zonas conflictivas por las características de los terrenos, y lo que es muy importante falta el reemplazo de la cañería que va sobre Diagonal Sarmiento, la avenida más importante de la ciudad, con un gran movimiento comercial, y que al momento de ser zanjeada presentará dificultades propias de este tipo de obras.

Actualmente están activos tres frentes de obras en los cuales se están realizando tendidos de cañería, renovación de 140 bocas de registro y 1.150 conexiones domiciliarias en los barrios Felipe Cobas, Área I y en el propio Establecimiento Depurador donde se está reemplazando cañería existente por una de 630 mm de diámetro.

Los caños que se están utilizando para reemplazar a los antiguos de asbesto cemento son de PVC -RCP- en diámetros de 160 mm, 200, 250, 315, 355, 400, 500 y 600 mm.

Meses pasados se estuvo trabajando en Barrio Industrial, quedando colocado el tramo de red que vincula el barrio con la estación de bombeo Justo P. Castro y en la terminación de boca de registro que permitirá habilitar la red instalada. También se instaló en calle Galvarini hacia el este (calle Salvador M. del Carrill), en la instalación de red principal y armado de bocas de registro.

Más allá de la complejidad de la obra, hay que tener en cuenta los problemas que ocasiona la destrucción del pavimento y la demora que llevará repararlo, mediante la repavimentación de todo el casco urbano. Este trabajo está contemplado dentro del presupuesto total de la obra, lo que lleva cierta tranquilidad ya que la primera vez que se construyeron las cloacas en Caucete los fondos no alcanzaron para la repavimentación, obra     que recién se logró completar hace unos pocos años. Hay que tener en cuenta que la repavimentación de las calles es una obra que no puede realizarse inmediatamente. Después del zanjeo e instalación de la nueva cañería de PVC hay que tapar y rellenar progresivamente de manera que el relleno se vaya compactando.

En tanto los cauceteros, como los pobladores de otros sitios en los que se han realizado o se están realizando este tipo de trabajos, deberán afrontar los inconvenientes de largos períodos con calles intransitables, molestias que, sin duda, pueden ser sobrellevadas con el solo objetivo de contar con un servicio que es fundamental para la calidad de vida y salud de la población.

Fuente: Diario de Cuyo