Spread the love

Luego de que se diera a conocer la fatal pelea que sucedió en un barrio de Caucete, se conocieron detalles de cómo ocurrió el trágico desenlace, que tiene a dos detenidos como presuntos autores del ataque.

Según fuentes judiciales, todo comenzó a las 22 horas cuando un llamado al 911 alertó sobre una violenta pelea familiar que estaba sucediendo en una casa del barrio Ruta 20, en Caucete. Los uniformados llegaron y se encontraron con el sangriento episodio.

Con los testimonio de los presentes se pudo conocer que Antonio Solano Molina (34) y Gilda Alejandra Flores (20) habían invitado a la madre de ella, Silvina Flores (42) y a su pareja Manuel Eduardo Ruiz (61) y a otra pareja más para que cenaran juntos. Pero aparentemente no era el objetivo, ya que una vez que estuvieron todos en el comedor de la vivienda. Solano Molina se paró detrás de Ruiz y con un caño comenzó a golpearlo en la cabeza provocando un río de sangre en la vivienda.

Por su parte, tal y como lo detallan en el reporte judicial, Gilda Flores había vuelto al comedor luego de haber encerrado a sus hijos en la pieza y le dio culetazos con un arma tumbera a su madre, quien trataba frenar la agresión a su pareja.

Los otros dos invitados al ver que no pudieron parar la violencia se fueron del lugar con el temor de ser agredidos. Fue en ese momento que Silvina Flores se comunica con el 911 y personal de la Comisaría 9na llegó al lugar.

Solano Molina, al ver a los uniformados, les confesó en la puerta de la casa: «Yo lo maté por violador; ese no viola más”. Los policías derribaron la puerta que estaba con llave y se encontraron con el crimen en el pasillo. La víctima estaba sin vida y la casa estaba salpicada de sangre por todos lados.

Previamente, Gilda Flores había aprovechado a huir con sus hijos pero fue detenida a las pocas cuadras. Solano Molina ya había declarado que había sido el autor del hecho y que lo habría matado por haber «agredido sexualmente a un hijo días atrás».

Asimismo, los pesquisas indicaron que no se encontraron vainas ni proyectiles en el lugar del hecho ni impactos en las paredes. Además, intervino Drogas Ilegales, ya que interior de la vivienda detactaron estupefacientes (cocaína) y una balanza de precisión. Finalmente, con la detención de la pareja, personal del 102 decidió que los menores quedaran al resguardo de una tía.

 

fuente: diario de cuyo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *