Vie. Oct 22nd, 2021

Jaír Ibáñez, el conocido dueño de un bar caucetero, este miércoles tuvo la audiencia de formalización en Sala 6 de Tribunales al estar acusado del presunto abuso sexual en prejuicio de una joven que lo denunció en la UFI CAVIG.

La audiencia estuvo presidida por la jueza de garantías Gema Guerrero. El Ministerio Público Fiscal lo representó el doctor Roberto Ginsberg y la defensa estuvo a cargo del abogado Leonardo Villalba.

Luego de que el fiscal diera a conocer la acusación que recae contra Ibáñez, Ginsberg pidió que este sujeto fuera investigado por el delito de abuso sexual con acceso carnal en grado de tentativa, que se le dicte prisión preventiva por el término de 6 meses y el mismo término para la Investigación Penal Preparatoria (IPP).

El acusado Ibáñez tuvo la libertad de decir su verdad, pero decidió no dar declaraciones

La defensa, a cargo del doctor Leonardo Villalba, expresó que estaba de acuerdo con la investigación, pero en desacuerdo con el pedido de prisión preventiva.

Luego de ser escuchadas las partes, la jueza Gema Guerrero resolvió formalizar la audiencia, ya que el Ministerio Público Fiscal “ha oralizado un hecho y reseñadas evidencias que dan solvencia y verosimilitud de encontramos ante un posible hecho criminal”.

Pero la magistrada dejó en libertad al acusado. El Ministerio Público Fiscal manifestó que el acusado podría “influir” en los testigos, pero en el hecho no hay testigos presenciales y por esta razón el acusado no podría de ninguna forma influir en los testigos que son inexistentes.

Aun así, la jueza resolvió darle varias medidas coercitivas. Primero que el imputado se someta a la investigación. Segundo que se presente cada 15 días en la OMA. Tercero, tiene prohibido el acercamiento o contacto con la víctima, es decir, no se puedo acercar a su domicilio ni cruzarse en la vía pública en un radio de 200 metros; también evitar todo tipo de comunicación con la presunta víctima por todos los medios de comunicación; todas estas medidas con el término de 6 meses.

Finalmente, Ibáñez quedó en libertad, pero será investigado por el delito de tentativa de abuso sexual con acceso carnal, con un plazo de 6 meses de Investigación Penal Preparatoria.

fuente: tiempo san juan