Spread the love

Dos hombres fueron detenidos por presuntas maniobras con dólares falsos. Según fuentes judiciales, uno de ellos es un caucetero que cayó cuando fue a cambiar un billete de 100 pero que aduce que desconocía que era trucho. El otro es mendocino y se investiga si era parte de una banda que traía billetes apócrifos para comercializarlos en el mercado negro de San Juan.

Los dos sospechosos se encuentran presos y aguardan ser indagados en la sede del Segundo Juzgado de Instrucción. Eso puede ocurrir hoy o el lunes, y a partir de ese momento se determinará si son excarcelados o si continúan detenidos.

El sujeto con domicilio en Caucete tiene 36 años y fue apresado el viernes pasado, cuando fue a un local de neumáticos de ese departamento a cambiar 100 dólares por pesos. Según voceros del caso, allí descubrieron que el billete era trucho y lo retuvieron hasta la llegada de la Policía. El detenido es defendido por Julián Gil, quien aseguró que su cliente nunca manejó plata estadounidense, que no sabía que era dinero falso y que de buena fe había ido a cambiar por pesos. Según su versión, el hombre en su casa vende comida y a sus manos llegaron 200 dólares, entregados por una mujer que le debía plata por viandas no pagadas. Gil dijo que su cliente recibió los dos billetes, desconociendo su procedencia, y que días después fue a cambiar uno a esa gomería. Los otros 100 dólares también fueron secuestrados. «Mi cliente no es estafador, es una víctima», señaló el abogado.

Por otro lado, ese viernes en la redada cayó también otro sospechoso. Se trata de un sujeto procedente de la localidad mendocina de Las Heras, de apellido Rivamar (36). Fue apresado en la vía pública, también en Caucete, donde presuntamente se estaba alojando. Fuentes de la investigación indicaron que la hipótesis es que entre los detenidos no se conocen, pero tienen la teoría de que los billetes que llegaron a manos del caucetero pasaron antes por las del mendocino. Los pesquisas investigan si el oriundo de la vecina provincia, como parte de una banda, se dedicaba a traer dólares falsos e insertarlos en el mercado negro sanjuanino. Los voceros afirmaron que Rivamar andaba ofertando abiertamente los dólares y no descartaban que haya realizado varios fraudes que no fueron denunciados, por lo que las maniobras se realizan dentro de un mercado paralelo e ilegal. Al parecer, parte de los billetes que logró insertar fueron los que tenía el otro apresado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *