Vie. Jul 30th, 2021

Una buena y otra mala para el inspector municipal de Caucete detenido el 19 de este mes. Una jueza lo sobreseyó en la causa penal en la que estaba acusado de atropellar y matar a un agente de Policía, en 2017. Igual seguirá con prisión domiciliaria por el caso de presuntos pedidos de coimas a dos vecinas del departamento del Este.

Juan Eduardo Orozco, de 46 años, tenía pedido de captura y era buscado por la muerte del agente Kevin Amador Moreta, quien perdió la vida en un accidente ocurrido la noche del 1 de enero de 2017 en Las Chacritas, en 9 de Julio. En la causa que es investigada en el Segundo Juzgado Correccional figuraba como uno de los imputados del delito de homicidio culposo, de modo que, cuando cayó detenido por el caso de presunto pedido de coima, también fue puesto a disposición de la jueza correccional Carolina Parra.

En estos días, Orozco fue indagado por la muerte del policía en el Segundo Juzgado Correccional. Tras su declaración, la jueza Parra resolvió sobreseerlo definitivamente en esa causa. Y es que establecieron que, si bien el atropelló al agente, él no había originado el siniestro vial. Por la reconstrucción que realizaron los investigadores, el policía viajaba en moto por la ruta 20 y en ese trayecto impactó contra una mujer en bicicleta. Luego de ese primer choque, la víctima cayó sobre el otro carril y allí fue arrollado por el auto Volkswagen Gol que guiaba Orozco.

En la Policía y la Justicia dijeron en su momento que el automovilista fugó y que después lo detuvieron. Los allegados de Orozco aseguraron que nunca escapó, que se quedó en el lugar a prestar ayuda y se puso a disposición de la Justicia. Lo que sí fue real es que el caucetero luego fue citado en dos ocasiones para declarar como imputado y no se presentó. Fue por eso que la jueza Parra lo declaró prófugo y dispuso la orden de captura.

A todo eso, Orozco empezó a llevar una vida normal como inspector municipal de Medio Ambiente en Caucete. El 10 de junio último, dos mujeres lo denunciaron en la Unidad Fiscal de Investigaciones de Delitos Especiales. Acusaron al empleado municipal de exigirles 2.000 pesos –a cada una- a cambio de no multarlas por la poda de árboles. Esas señoras aseguraron que, como no quisieron darle el dinero, éste les labró las multas.

En esa causa, que investigan el fiscal Francisco Micheltorena y el ayudante fiscal Francisco Pizarro, figura que anteriormente otras personas se habían quejado por el supuesto mal proceder de Orozco. Por el momento, el inspector municipal se encuentra imputado del delito de exacciones ilegales y la jueza Celia Maldonado le dictó la prisión preventiva por tres meses, pero a la vez le concedió la detención domiciliaria mientras avanza en la investigación penal preparatoria. Por otro lado, el municipio abrió un sumario administrativo contra el empleado.

Este miércoles se supo que la defensa de Orozco volvió a insistir con el cese de la prisión preventiva ante la jueza Maldonado. El fiscal Micheltorena se opuso teniendo en cuenta que ya estuvo prófugo de la Justicia y se corre peligro que entorpezca con la investigación. La magistrada hizo lugar al planteo fiscal y le denegó la excarcelación, de modo que seguirá sin poder salir de su domicilio.

fuente: tiempo de san juan