Mié. Nov 30th, 2022

La muerte del casero de una finca de Caucete no fue violenta, sino por causas naturales. Eso reveló la autopsia, por lo que quedó descartada la posibilidad de que haya sido víctima de un homicidio, dijeron fuentes judiciales.

La víctima se llamaba Ramón Agustín Oyola y tenía 65 años. Este domingo fue encontrado sin vida por un sobrino que había ido a visitarlo a su vivienda, en una finca ubicada sobre calle Río Negro, en Caucete. El cuerpo estaba frente a la puerta de ingreso a la casa y en un primer momento generó dudas entre los investigadores, pues presentaba un golpe en el ojo y sangre en el rostro.

Sin embargo, la autopsia confirmó que Oyola falleció por causas naturales. Puntualmente, fue por una hemorragia digestiva provocada por la rotura de una várice, confiaron los voceros. El hombre padecía una cirrosis avanzada y su estado general era muy malo, agregaron.

Por otro lado, el examen forense develó que el casero llevaba varias horas sin vida y que su cuerpo ya estaba en proceso de descomposición. La hipótesis es que murió en la tarde-noche del sábado y que pasó toda la noche en ese lugar hasta que al otro día lo halló el sobrino.

La investigación está en manos del fiscal de la UFI Delitos Especiales Francisco Micheltorena. Con los elementos recolectados hasta el momento puede presumirse la inexistencia de un delito y por ende la causa se encamina a pasar al archivo. Sin embargo, los pesquisas aguardan los resultados de más pericias para descartar cualquier imprevisto.

 

fuente: diario de cuyo