Jue. Jun 17th, 2021

Miguel Recio es un sanjuanino que dio sus primeros pasos como policía durante los turbulentos años de la última dictadura militar y un día decidió convertirse en pastor evangélico. Se retiró siendo subcomisario y a lo largo de su vida fueron varios los procedimientos donde intervino. Algunos incluso alejados de las explicaciones lógicas y cercanos a los hechos comúnmente llamados paranormales. El mismo contó sobre un episodio donde fueron requeridos por un supuesto «hecho de «brujería» en el Pie de Palo, Caucete, que terminó siendo «un ataque contra un ex gobernador y ministro de Gobierno», en palabras del ex funcionario.

Recio prestó sus primeros años de servicio en el entonces D2 de la policía de San Juan, como colaborador de Inteligencia para la dictadura que comandaba el presidente de facto Jorge Rafael Videla.  Al respecto no quiso dar mayores detalles de las tareas que realizó, pero admitió que «en ese tiempo me portaba mal y por una macana que me mandé fui a parar a la comisaria de Media Agua, en Sarmiento». Supuestamente esas faltas eran porque «había estado con varias mujeres que me metieron en problemas», según su testimonio. Lo cierto es que los servicios de inteligencia durante esos años eran organismos encargados de recopilar la información de todas las estructuras que había que “atacar” y personas que había que “desaparecer”, según quedó comprobado en los juicios contra delitos de lesa humanidad que se desarrollaron en todo el país.

Haciendo esa salvedad, por esa presunta falta Recio fue trasladado a la comisaria de Media Agua donde trabajaba como sumariante. Y fue un día cualquiera que «apareció un grupo que quería autorización para hacer una ceremonia con sanaciones», que se dieron sus inicios en el mundo evangélico. El mismo recordó que «ese grupo eran de la religión evangélica, pero por esos años se desconfiaba de todo asique cuando vinieron a pedir el permiso lo rechazamos». Al tiempo los evangélicos volvieron con una autorización del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación y a los policías sanjuaninos no les quedó más remedio que avalar la reunión que se realizó en un club de Sarmiento. Pero, al ser una dictadura, «mandaron a dos policías encubiertos para que vigilaran y fue uno de ellos el que hizo un informe que terminó en la detención de esas 15 personas porque decían que supuestamente hacían milagros», contó sobre esas descripciones que a la par le fueron llamativas y le generaron curiosidad.

Ese hecho, fue sin saberlo ,el desencadenante que llevó a Recio a convertirse años después en pastor evangélico. «A mi me tocaba tomar declaraciones de todos los que venían y cada uno que pasaba me hablaba de como Jesús había cambiado sus vidas de pecadores. Eso me llegaba al corazón porque en esos años yo vivía en el pecado y no tenía una buena vida. Incluso estuve a punto de perder a mi familia», contó. Y fue esa noche mientras los evangelistas dormían en los calabozos de la central, «que le hablé a Jesús y le dije que quería cambiar mi vida, que ya no quería estar así como estaba. Y fue una sensación que me atravesó el cuerpo donde sentía su presencia en mi», agregó.

Desde ese momento la vida de este policía se convirtió en un «problema para los jefes, me decían que estaba equivocado, que estaba loco y otras cosas más que fueron como una persecución», recordó con pena. Pero con el tiempo los años fueron pasando y su nueva identidad religiosa no significó un mayor problema.

«Los círculos del infierno» 

En eso que se introducía en el mundo evangélico y comenzaba a congregar a otras personas seguía trabajando como policía y un día un llamado lo puso en alerta. «Yo en ese entonces trabajaba en Caucete y en un llamado nos dijeron que había gente en el Pie de Palo haciendo cosas raras en el cerro, en referencia a algo paranormal», comenzó contando Recio que sin querer terminó siendo participe de una historia de presunta magia negra que llegó contra un ex gobernador y un ex ministro de Gobierno por los años 90`. El relato es complejo, e involucra varios episodios con visitas «extrañas en Casa de Gobierno por una supuesta curandera y una protección de oración que hicimos en el Pie de Palo con ayuda de otros policías que se unieron conmigo en la oración», sostuvo el ex funcionario en el siguiente video:

Fuente: tiempo de san juan