Dom. May 16th, 2021

Un joven caucetero que mantuvo una relación con una adolescente, la cual quedó embarazada y luego abortó, fue sentenciado a 3 años de prisión en cumplimiento condicional. El ahora condenado aceptó la pena tras el acuerdo al que arribaron su abogado defensor y el fiscal en un juicio abreviado.

El condenado es de apellido García, de 19 años, y la sentencia fue dictada la mañana de este lunes por la jueza Celia Maldonado tras el acuerdo firmado por su defensor, el abogado César Jofré, y el fiscal Roberto Mallea junto con la ayudante fiscal Andrea Insegna, de la UFI del Centro ANIVI.

El delito que le endilgaron fue el de abuso sexual por aprovechamiento de la inexperiencia sexual de la víctima. Y la causa se inició 11 de este mes a raíz de la denuncia radicada por la madre de la menor, quien quiso poner fin a la tormentosa relación entre la chica y el muchacho.

La denuncia indicaba que, desde el año pasado, el joven se veía a escondidas con la adolescente. Eran prácticamente hermanastros, dado que la mamá de la adolescente y el papá del joven eran pareja y todos vivían bajo el mismo techo en Caucete. La mujer no sabía nada, lo descubrió cuando la chica cayó al hospital por una importante hemorragia y los médicos le informaron que había tenido un aborto. Ahí, la menor confesó a la madre que desde hacía meses mantenía un romance con el joven y quedó embarazada.

Eso desató un escándalo familiar y el chico se mudó a otro lugar, pero siguió molestando a la adolescente. Eso motivó que la madre de la chica lo denunciara. El muchacho fue detenido y la fiscalía solicitó la prisión preventiva, medida que fue dispuesta por la jueza Maldonado en la audiencia de formalización.

El muchacho no quiso ir a juicio y pidió frenar el proceso. A través de su defensor, el abogado Jofré, propuso al fiscal Mallea abreviar el juicio y fue así que acordó aceptar la pena de 3 años de prisión en suspenso. La audiencia se realizó este lunes y él aceptó su responsabilidad en el hecho.

La jueza Maldonado consideró justa la pena y refrendó el acuerdo. En su sentencia lo castigó con esa cantidad de años, pero en cumplimiento condicional. También dispuso que, por el mismo término, el ahora condenado se abstenga de consumir estupefacientes y alcohol, que busque un oficio y a la vez le prohibió acercarse y tener contacto de cualquier tipo con la víctima y su familia. Con este fallo, el muchacho recuperó la libertad, pero no cumplir con las condiciones exigidas, puede ir a la cárcel.

fuente: tiempo de san juan