Spread the love

Un verdadero revuelo se generó este viernes en Tribunales, después de que la justicia diera su veredicto por el caso del joven delivery de 23 años que murió tras ser atropellado por un camionero. El caso en cuestión había ocurrido el pasado 11 de diciembre del 2022, en la esquina de Salvador María del Carril y Urquiza, en Caucete.

Marcos Matus se sentó este viernes ante el juez Meglioli y antes de escuchar el veredicto le pidió perdón a la familia. «Esa noche no salí a lastimar a nadie, salí a trabajar y lamento la pérdida», comenzó expresando en la sala con la voz cortada y siendo escuchado atentamente por la familia de la víctima, Ezequiel David Pedernera.

«Hace 8 meses que pienso en el dolor que llevan adentro, fue solo un accidente. Decirles que me piden la licencia de conducir, la licencia es el sostén de mi familia hace 29 años. Con esa licencia estudia mi hija, con esa licencia mantengo a mi familia y a mi nieta que viven conmigo. Lamento todo esto», agregó.

Luego el juez consideró que él era culpable y lo condenó a cumplir la pena de 2 años de prisión condicional e inhabilitación por 5 años para conducir. De esta forma fue retenida la licencia y su libertad ahora depende de que cumpla buena conducta.

Después de la audiencia, se produjo un enfrentamiento entre las partes que quedó registrado en las cámaras de TELESOL donde se veía al hombre notoriamente sacado y frente a él la familia gritando entre llantos. «Mucha bronca porque esperábamos que terminara preso. Él no frenó en ningún momento, nos dejó con un dolor grande. Que no venga a pedir disculpas porque nunca lo sintió. Él me lo mató», señaló la hermana llorando y destacando: «es un violento».

 

fuente: DLPSJ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *