Spread the love

Y pensar que le dijeron que no tenía uña para guitarrero. Bueno, en realidad cuando se despertó su amor por la guitarra en su Casuarina natal, un entendido en la materia no le veía mucho futuro a simple vista porque tenía brazos muy cortitos. El talento natural de Carlos Santana se encargó de escribir otra historia.

La próxima vez que le canten el feliz cumpleaños le tocará soplar 34 velitas y durante todo este tiempo se ha dado el lujo de vivir y disfrutar de la música. Ha paseado por los principales escenarios de la Provincia y el país despertando aplausos y la admiración de público y colegas. Él, siempre de perfil bajo y una sonrisa tímida, encantado de lo transitado y va por más.

“Yo arranqué a tocar a los 11 años y en mi casa nadie lo hacía. Yo vivía en Casuarinas y la verdad que en el pueblo no había muchas cosas para hacer, pero tuve la suerte de que empezó un taller municipal de guitarra y ahí me mandaron. Me acompañó mi abuela Berta, probé y me gustó mucho. Ahí inicié el trayecto”, recordó Carlos, quien acto seguido lamentó que hace un año había fallecido Víctor ‘Tati’ González, su primer maestro de guitarra.

Entre rasguidos y acordes se fue produciendo la simbiosis entre Santana y la guitarra. Y no pasaría mucho tiempo hasta que apareció la primera formación y atrás el debut en un escenario: “Como a los 12 años, nos mudamos con mi familia a Santa Rosa y empecé a tomar clases con Claudio Quiroga, un profe de Caucete que tenía un grupo que se llama Materia Prima”.

“Al poco tiempo de vivir en Santa Rosa conocí a Eduardo Espinoza, un chico que tenía más o menos mi edad, y formamos mi primer grupo que se llamó ‘Las cuerdas veinticinqueñas”. Nos vestíamos de gauchos y solo tocábamos instrumental. Una de las primeras presentaciones fue en el Ferrourbanístico por una invitación del ‘Chango’ Huaqueño y después en el Festival del Carrerito”, añadió Carlos Santana, quien reconoció durante la charla que pasó mucho tiempo –“ya era bien grande”- cuando se enteró que había otro eximio guitarrista con el mismo nombre. “Yo me llamo así porque así se llama mi papá”, cortito el dibujito.

El talento es algo fundamental, pero no lo es todo. Hay otros factores que también juegan en la vida de un artista: la disciplina, la conducta y la seriedad

La adolescencia y sus respectivos vaivenes provocaron la disolución del dúo y hasta pusieron tierra de por medio entre Carlitos –así lo llaman muchos-y el folklore. “Me empezó a gustar el rock y otras músicas”, explicó sucintamente quien recordó al pasar que la primera guitarra que tuvo, con la que aprendió a tocar, fue una que le habían regalado a su madre en su cumple de 15 “y que nunca la usó”.

En 2012 el talentoso veinticinqueño retoma el camino artístico y arma ‘Arché Trío’, junto a Jonatan Vera y Jorge Arrendondo: “Y después de eso empiezo a tocar como músico sesionista. Acompañé a muchos artistas como Susana Castro, a los Materia Prima, a Giselle Aldeco y otros más”.

Tras más de una década compartiendo su arte con diferentes figuras de San Juan y el país, y de una fructífera experiencia en Córdoba con la banda ‘5 Sentidos’, el nieto de Doña Berta fue convocado con ‘Sampedrinos’, una banda con un gran presente y con la que está a punto de salir de gira por Neuquén, Mendoza, San Luis, Salta, Jujuy, La Pampa, Tucumán y Córdoba.

La sorpresa de Luis Salinas

Un capítulo aparte en su historia merece la convocatoria para grabar dos temas para el próximo disco de Luis Salinas. Una suerte del sueño del pibe: “Yo como guitarrista, y como la mayoría de los guitarristas, somos todos seguidores de él. Es uno de los más grandes de la historia y el más representativo en el país. Ha tocado con B.B. King, Paco de Lucía y otros grosos. Yo lo conocí hace 2 años y tengo la suerte de haber establecido una amistad con él y con su hijo. En algunas ocasiones que ha venido a San Juan me invitó a tocar y hace poco se dio la posibilidad de grabar con él. Me dijo que fuera a San Luis y estando allá me invitó, yo no tenía ni idea. Fue una linda sorpresa y ahora tengo que esperar a que lo saque para escuchar cómo quedó”.

 

fuente: tiempo san juan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *