Spread the love

En momentos donde la inflación está que arde, hay un producto que aunque parezca increíble está bajando de precio: la carne vacuna. Y los motivos que están haciendo bajar el valor de este alimento también son para tener en cuenta.

Un sondeo en varias carnicerías de la provincia reveló que el precio viene reduciéndose en las últimas dos semanas, y acumula a esta altura un baja que ronda el 12%. Los precios al público en los diversos cortes de carne vacuna se han reducido entre 300 y 500 pesos.

El alimento había aumentado hasta 70% durante agosto, el mayor incremento en 18 años, luego de la devaluación del 20% producida tras las PASO. Pero según dijeron en los locales consultados, la gente no convalidó la tremenda suba, el asado comenzó a amontonarse en las carnicerías, y ante el derrumbe en las ventas, empezó a bajar el precio.

A través de ese proceso, la punta de espalda, el corte sanjuanino por excelencia para la parrilla; llegó a cotizar a $3.800 y hasta $4.000 en algunos locales. Pero ahora el kilo ronda los $3.200.

“Desde la semana pasada está bajando el precio del novillo en pie, por ende también el precio de la carne que se vende en el mostrador”, dijo Alfredo Quiroga, desde Carnes San Martin. El empresario sanjuanino se encontraba en Jesús María comprando novillos para faena, y anticipó que se habla de que seguirán las bajas del precio.

Por ese motivo es probable que mañana cuando reabra el comercio –hoy están cerrados hasta los shoppings, por el Día del Empleado de Comercio-, la gente pueda ver algunas diferencias más, para alivio del bolsillo.

Claudio Silva, desde el frigorífico Iñaki también confirmó el ajuste de precios a la baja. “ya ha bajado un 12%”, aseguró el empresario de carnes.

Desde otro frigorífico de renombre en San Juan explicaron a Tiempo de San Juan que la media res en gancho llegó a estar a $1.900 el kilo, y que ahora se consigue a $1.750. “La baja de precios responde a la ley de oferta y demanda. El precio subió mucho y la gente dejó de comprar”, explicó el referente de la firma en voz baja.

A nivel nacional el secretario general de la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (CAMyA), Leonardo Rafael, también coincidió en que la gente le puso un freno a la suba de la hacienda. Las categorías de novillos, novillitos y vaquillonas, que se consumen en el mercado interno, bajaron considerablemente desde el viernes 18 de setiembre hasta ahora: los novillos descendieron un 8%; los novillitos un 7%; y las vaquillonas un 4,5 %, informó TN.

Ante esta caída del kilo vivo, la media res que descargaban los matarifes hasta la semana pasada bajó y los precios al mostrador, siguieron la misma tendencia.

Los precios

Hoy en San Juan un kilo de asado ronda entre los $2.600 y $2.800, la punta de espalda tiene un valor promedio de unos $3.200, y los cortes de carnes blandas oscilan en los $3.000 el kilo. En todos los casos se trata de carnes de primera. En las de segunda calidad se pueden conseguir precios aún más bajos.

En la Feria Municipal y Mercado del Abasto donde se consigue la carne más barata también se nota el descenso. La semana pasada su director, Alejandro Barbano, dijo a Canal 13 de San Juan que los valores en las diferentes carnicerías del predio también habían comenzado a bajar entre $200 y $400 por kilo. La carne molida había llegado a los $3.000 y se estabilizó en $2.800 el kilo de especial. Y se podían comprar costillas a $2.400.

 

fuente: tiempo san juan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *