Jue. May 26th, 2022

Desde la medianoche del domingo, las petroleras Axion y Raizen (Shell) subieron sus combustibles entre un 11 y un 12 por ciento. Se trata de la nafta Súper y Premium, en lo que fue el tercer incremento del año.

Axion aumentó su combustible Súper un 11%, la Nafta Premium un 12 %, y Gasoil y Diesel un 11%. Shell, por su parte, aumentó el diesel y nafta Premium un 11 por ciento y 10 % los combustibles Súper, detalló Clarín y aclaró que YPF decidió no sumarse al incremento, al menos por ahora.

Los argumentos que esgrimieron las petroleras fue la suba de distintas variables que afectan la formación del precio al consumidor, entre las que están la cotización internacional del petróleo, el desfasaje entre ingresos y costos por la inflación, que metieron mayor presión y los niveles de demanda superiores a la prepandemia, que obligaron a los petroleros a importar combustible para complementar la oferta local.

El último ajuste había sido en marzo, cuando la Nafta Súper y el Gasoil Grado 2 subieron un 9,5% promedio y los de mayor calidad un 11,5%, detalló el mismo portal.

Según un informe elaborado por la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (CECHA), que nuclean a los estacioneros de todo el país, en marzo de este año, el volumen total de venta estuvo un 7,7 por ciento debajo de los volúmenes de venta registrados en el mismo período de 2018.

Esto representa una caída acumulada de ventas por casi 8.2 millones de m3 de combustibles líquidos. “Son casi cinco meses de facturación que se perdieron en unos años”, explicaron desde CECHA.