Spread the love

En el Departamento de Hidráulica se reunieron ayer consejeros, autoridades y regantes para un nuevo intento de acordar días de corta y, tal como sucedió en octubre, no lograron un acuerdo. Fue una reunión ampliada, ya que decidieron sumar a representantes de las Juntas de Riego a la discusión. Ante la negativa de los productores de cortar durante cinco días, Guadalupe López, directora de Hidráulica, adelantó que, si bien esa corta no se hará, ante un posible escenario de que los diques lleguen al mínimo de seguridad que pidió el Comité de Seguridad de Presas (Cosep), de 240 hm3, deberán sí o sí frenar el riego. Los productores, en cambio, aseguraron que confían en que el nivel de agua no bajará tanto y, además, criticaron ese límite que pidieron los técnicos, porque afirman que se puede reducir el volumen a 140 hm3. Finalmente, la funcionaria pidió a los regantes dejar por escrito «que se hacen responsables de cualquier daño» por la reducción de las reservas.

«No voy a firmar ningún documento que implique llevar los diques por debajo de los 240 hm3 porque no quiero poner en riesgo las tres obras hídricas de la provincia», aseguró en la reunión de ayer la directora. Al 12 de noviembre, el nivel era de 297 hm3 y, por lo tanto, restaban 57 hm3 antes del límite. Por cada día de riego se erogan 2,81 hm3, lo que implica que la reserva actual alcanzaría para 20 días y la próxima corta está prevista para las fiestas de Navidad y Año Nuevo. Mientras tanto, el río San Juan todavía tiene un caudal menor al que se extrae para enviar a los canales: el día 12 se registró que llegaban 34.960 litros por segundo y se extraían 38.450, por lo que el nivel de las reservas continúa bajando.

Si bien las autoridades del Estado que integran el Consejo de Hidráulica pusieron ese límite a las negociaciones de días de corta, hubo críticas de representantes de regantes, algunos de los cuales son parte de dicho Consejo. Uno de los que se expresó en contra fue Eduardo Garcés, presidente de la Federación de Viñateros, quien criticó que el límite fijado sea ese y no el que ellos llaman «del manual de uso de las presas». Es que, en un escenario mínimo como fue el de la temporada 2021, siguieron regando hasta llegar a los 140 hm3 de reservas. Pero los técnicos del Cosep presentaron una exposición y un informe técnico en el que fijaron el límite en 240 hm3, ya que, en el uso con muy poca agua que se le dio en años anteriores, los riesgos de daño crecen.

Durante la discusión, las autoridades pusieron sobre la mesa el peligro que representa tener menos agua que el volumen mínimo recomendado en los diques. Durante el año extremadamente seco, cuando bajaron de ese nivel, Los Caracoles, que terminó con menos de 10 hm3, los técnicos detectaron que se socavó la parte exterior de la válvula de seguridad. Es que está previsto que se use sólo una vez al año, pero fue utilizada 25 días al mes para poder continuar con el riego. A esto se suma que, si el embalse de Ullum queda por debajo de la cota mínima de seguridad, una creciente podría poner en riesgo el uso para agua potable de todo el Gran San Juan, ya que podrían taparse y dañarse las tomas que tiene OSSE con las que alimenta la planta de Marquesado.

Luego de discutir cerca de dos horas estos puntos, los presidentes de las Juntas de Riego votaron por no hacer la corta. El argumento principal es que se encuentran en el proceso de engordar el grano de uva y, por lo tanto, calificaron como «mortal» dejar de regar en este momento. Esto mismo sucedió en octubre, cuando estaba previsto una corta de siete días que no aceptaron. Fue esto lo que impulsó a la directora de Hidráulica a pedirles que firmaran una nota dejando asentado que se hacían responsables por posibles daños en las obras hídricas.

Bajo caudal del río
A pesar de que históricamente el crecimiento más importante del río San Juan se da en noviembre, hasta el momento, el caudal sigue siendo menor a lo erogado. En la temporada 2022-2023, no se produjo el pico y, si esto sucede otra vez, el límite de los 240 hm3 podría llegar antes.

Sequía extensa
30
  por ciento menos de agua llegará durante esta temporada con respecto al año hídrico que terminó en septiembre. Esto implica que será un período extremadamente seco.

El rol del Cosep
El Comité de Seguridad de Presas no define cuánta agua se utilizará, pero sí recomienda reservas mínimas de seguridad y de operación. Mientras la primera es de 240 hm3, los técnicos recomendaron alcanzar esta temporada 550 hm3 para la segunda, con el fin de evitar forzar los diques.

> Corte aprobado en el canal Céspedes

Las autoridades de Hidráulica explicaron que la corta programada a partir del 18 de este mes iba a servir para hacer una reparación urgente en el canal Céspedes. Es que la obra conductora presentó pérdidas por algunas de sus juntas, en el tramo entre calles 4 y 5, que podían empeorar y poner en riesgo la distribución. Incluso, tenían un acuerdo con una empresa para iniciar las reparaciones.

A pesar de esto, los presidentes de Juntas no aceptaron hacer la corta general, por lo que los regantes afectados por esta decisión acordaron que, durante los próximos días, cerrarán el paso de agua sólo por este canal. De esa manera, permitirán la reparación de las juntas dañadas tal como tenían previsto y, luego, les devolverán los días de riego perdidos sólo a este sector.

 

fuente: diario de cuyo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *