Sáb. Nov 26th, 2022

El gobierno de Alberto Fernández otorgará un bono de 45.000 pesos a pagar en dos cuotas y que será percibido por sectores vulnerables que no reciban ningún plan social por parte del Estado. El ministro de Economía, Sergio Massa, y la titular de Anses, Fernanda Raverta, definieron los detalles de la medida.

La suma extraordinaria será de $ 45.000 y se abonará en dos cuotas de $ 22.500 en los meses de noviembre y diciembre.

Bono Anses de $ 45.000: quiénes podrán cobrarlo y a partir de cuándo

La inscripción es personal y podrá realizarse sin turno a partir del próximo lunes 24 de octubre en todas las oficinas del organismo previsional. El pago de la primera cuota será el lunes 14 de noviembre por terminación de documento.

Requisitos para acceder al Refuerzo

  • Tener entre 18 y 64 años.
  • No poseer trabajo registrado ni ingresos de ningún tipo
  • No ser titular de ninguna prestación (jubilación, pensión, Asignación Universal por Hijo, Asignación por Embarazo, Asignaciones Familiares, Progresar, Desempleo, Potenciar Trabajo, entre otra).
  •  No contar con Obra Social o Prepaga.

Además, se cruzará información con otros organismos para evaluar la situación socioeconómica. Quienes tengan la posibilidad de solicitar el Refuerzo Alimentario para adultos sin ingresos podrán hacerlo también de manera online en www.anses.gob.ar.

Massa había anunciado el día que se lanzó el Programa de Promoción para exportaciones de soja que se lanzaría un «bono social» con parte de lo recaudado. El objetivo es avanzar en los grupos de mayor riesgo y alcanzar con este nuevo «refuerzo alimentario» a adultos mayores sin ningún ingreso.

«Vamos a avanzar en grupos de mayor riesgo con un refuerzo alimentario para adultos mayores sin ningún ingreso, a efectos de que en noviembre y diciembre el Estado los pueda asistir para que puedan acceder al mínimo básico alimentario», había detallado el ministro. En aquel momento, había sumado: «Va a haber un refuerzo, seguramente instrumentado desde la Anses, y va a servir para que podamos asistir a los que hoy no tienen nada, no tienen un plan, no tienen la Asignación Universal, no tienen seguro de desempleo, no tienen trabajo y sienten que el Estado no los está protegiendo».

El ministro había dejado indicios sobre la medida cuando finalizó el «dólar soja» al sostener que «este esfuerzo que hace el Estado pagando un mayor precio tiene un correlato social para compensar el problema de la inflación».