Jue. Ago 11th, 2022

El presidente Alberto Fernández recibió esta tarde a dirigentes de los movimientos sociales en la Casa Rosada. El encuentro se dio en medio de los reclamos de organziaciones ligadas al Frente de Todos para que se implemente el Salario Básico Universal. Antes, habían anunciado una movilización para que el Gobierno nacional avance con esta iniciativa. Según informaron fuentes oficiales, el Presidente se mostró preocupado por los allanamientos ocurridos en los últimos días en comederos y merenderos populares.

Esteban «Gringo» Castro, secretario general de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), remarcó que Fernández “expresó su solidaridad respecto de los compañeros y se comprometió a recibirlos”. Asimismo, expresó al salir de la reunión: “El encuentro fue muy positivo porque estuvimos hablando de la situación a partir de los allanamientos a los comedores, merenderos, casas particulares de compañeros y compañeras, tanto en Capital, Tres de Febrero, La Matanza y en Jujuy, todas en la misma semana”.

Además de Castro, participaron del cónclave Ángel Adolfo Borello (UTEP), Juan Carlos Alderete (CCC), Alejandro Garfagnini (Tupac Amaru), Cristián Javier Romo, Beatriz Fleischman, María Mireyra Esteves, Norma Morales, Laura Pugliese, Alejandro Abregú y Luciano Álvarez. Del encuentro no participó el dirigente de la CTEP Juan Grabois, en conflicto con el Gobierno nacional por el Salario Universal Básico.

Horas antes de la reunión los movimientos sociales, la CTA de los Argentinos y la CTA Autónoma anunciaron una marcha con cortes en todo el país para el próximo miércoles 20 de julio, para pedir la creación del Salario Básico Universal y un «aumento de emergencia para los trabajadores».

Proyecto y controversia en el FdT

El proyecto de Salario Universal Básico fue presentado en mayo en el Congreso por el diputado nacional del Frente de Todos e integrante de Patria Grande Itaí Hagman. Este expediente propone que esta prestación «deberá ser solicitado ante la ADMINISTRACIÓN NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL (ANSES) conforme el procedimiento que determine la reglamentación», lo que evitaría que sea asignado a los movimientos sociales para que estos luego los distribuyan entre los beneficiarios».

La iniciativa cosechó el respaldo de la agrupación kirchnerista La Cámpora. En parte porque la la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner remarcó la necesidad de terminar con la «tercerización» de los programa sociales. Esto responde también a un enfrentamiento con los movimientos sociales que son cercanos al Presidente, como el caso del Movimiento Evita o Barrios de Pie.

Los movimientos sociales le habían planteado esta iniciativa al ex ministro de economía Martín Guzmán. Días después de la asunción de la nueva titular del palacio de hacienda, Silvina Batakis, los diputados del Frente de Todos que forman parte de los movimientos sociales, se mostraron en la sesión del Congreso nacional con carteles con la leyenda «Salario Básico ¡Ya!».

Sin embargo, Batakis advirtió que la meta de su gestión será buscar el equilibrio fiscal, hecho que los movimientos sociales y los gremios estatales entendieron como un ajuste. Más tajante fue la portavoz del Gobierno nacional, Gabriela Cerruti, que afirmó que no está contemplado por el momento la aplicación del Salario Básico Universal.

En el encuentro de centrales obreras y dirigentes sociales participó Grabois, que, pese a su cercanía con el Frente de Todos, hizo publicas sus diferencias con el plan económico trazado por el Gobierno y la nueva ministra.  «Lo que dice Batakis sobre el equilibrio fiscal no me molesta. Tenés que ser estúpido para estar en desacuerdo (…) el tema es que el déficit se puede arreglar o ajustando a los de abajo o recaudando más con los de arriba», advirtió.