Mié. Nov 30th, 2022

En el ataque a la Escuela Albergue también le robaron al exintendente Julián Gil. Se llevaron un botín valuado en $300 mil y la Policía ya detuvo a cuatro jóvenes.

El exintendente Julián Gil también fue una de las víctimas del cuantioso robo perpetrado contra la Escuela Albergue de Rodeo el sábado último. Es que actualmente es el director de ese establecimiento y tiene una casa en el predio, de donde sustrajeron un televisor y una notebook de su propiedad, entre otros efectos. Por el hecho ya hay tres detenidos, que son hermanos, a quienes la Policía le secuestró gran parte del botín, informaron fuentes del caso.
El robo se produjo el sábado último en horas de la madrugada y los ladrones sustrajeron artefactos electrónicos, utensilios, mercadería, herramientas y otras cosas del depósito y de otras dependencias del local escolar ubicado en calle Santa Domingo. Otro de los lugares en los que ingresaron a saquear fue a la casa del director del establecimiento, que no es otro que el abogado y polémico exintendente de caucetero Julián Gil. El exjefe comunal estuvo en el centro de la escena por distintos escándalos durante su gestión y por las denuncias de presuntos abusos sexuales contra dos chicas.

El propio Gil fue quien descubrió el robo contra la escuela. Lo que comentaron es que éste llegó al establecimiento el sábado en la tarde y encontró las puertas violentadas y todo el desorden. Después, él mismo hizo la denuncia en la Seccional 22da de Rodeo y puso en conocimiento que sustrajeron distintos artefactos y elementos por un valor de 300 mil pesos.

Los policías de la Seccional 22da de Rodeo, con apoyo de la sección Robos y Hurtos, realizaron investigaciones y lograron apresar a tres hermanos de apellido Olmos, de entre 18 y 22 años y domiciliados en la zona, según informaron fuentes del caso. Además, detuvieron a un cuarto sospechoso. Algunos de ellos fueron alumnos de la escuela. Por otra parte, en los allanamientos secuestraron un televisor, una notebook, mercadería, garrafas, herramientas y hasta ropa de trabajo. Investigan si estos mismos jóvenes cometieron otros hechos.

TSJ