Spread the love

Lo que venía siendo un plan por el que cruzaban los dedos en Jáchal, finalmente se convirtió en un bombazo para el sector minero: la empresa Minas Argentinas SA, a cargo de Gualcamayo, reinició la exploración para buscar nuevas reservas de oro en su proyecto Carbonatos Profundos, con la idea de avanzar y convertirlo en una mina que tenga una vida útil de al menos 15 años. Con recursos de 1,56 millones de onzas ya certificados a nivel internacional y con una fuerte y justificada expectativa en dar con una reserva aun mayor, la compañía retomó los avances sobre este proyecto luego de sanear su situación financiera y cerrar, tras mucho tiempo, un balance positivo.

Minas Argentinas dará a conocer hoy mismo esta nueva acción, que repercutirá con fuerza en la minería metalífera de la provincia, sobre todo considerando que mientras todos los ojos de los inversores están puestos sobre el cobre sanjuanino, este proyecto vuelve a poner en valor las reservas de oro. DIARIO DE CUYO accedió de forma exclusiva a los detalles tanto de la contabilidad de la empresa como del proyecto en sí, aristas que la compañía detallará en las próximas horas.

Técnicamente, Carbonatos Profundos no es una extensión de Gualcamayo, sino un proyecto propio de la misma empresa que implicará construir una nueva mina. Pero sí aprovecharán el campamento, los caminos y hasta las instalaciones subterráneas de Gualcamayo, ya que las reservas halladas (y aquellas cuya exploración retoman) están en la misma zona.

Según datos de la compañía, una inyección de fondos frescos por 320 millones de dólares le abrió la puerta a retomar esta nueva etapa exploratoria. Están convencidos de que encontrarán más reservas de oro que las ya certificadas. Pero, incluso con sólo ese dato, el plan de producción es, una vez que hayan concluido con la exploración, comenzar a construir la mina, algo que estiman puede durar unos dos años. Y luego, la extracción se haría a un ritmo de 100 a 105 mil onzas de oro anuales, de ahí la cuenta de que ese proyecto tendría, sólo con los recursos descubiertos hasta ahora, una vida útil de entre 15 y 17 años. Si bien no hay un cálculo preciso de la mano de obra que generará, no descartan abrir al menos 600 empleos directos, es decir el doble de los trabajadores que tiene hoy Gualcamayo.

El avance por Carbonatos Profundos es posible luego de que la compañía Eris LLC comprara Minas Argentinas, detuviera el plan de cierre de mina y decidiera invertir en ese proyecto. El aporte de los nuevos accionistas fue de unos 30 millones de dólares y con ese envión, la empresa terminó el año con balance positivo. Según sus libros, durante la temporada 2023 Gualcamayo produjo en total 40.544,58 onzas de oro y 12.978,51 onzas de plata. Eso implicó además un aporte de más de 870 millones de pesos entre regalías y Fondo Fiduciario en la provincia, y casi 3.800 millones de pesos en impuestos y derechos tributados a nivel nacional.

Por otro lado, Minas Argentinas ya tiene en marcha un plan de inversiones para recuperar parte del oro que quedó depositado en la pila de lixiviación de Gualcamayo: creen que podrán extraer entre 200 y 250 mil onzas, del millón que quedó en el lugar.

Recuperación
El plan de trabajo en la pila de lixiviación de Gualcamayo ya está en ejecución y calculan que llevará al menos un par de años. Se hace con los fondos con los que cuenta Minas Argentinas y es la principal tarea que realizan los cerca de 300 trabajadores que tiene la mina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *