Vie. Jun 2nd, 2023

Parece que a una mujer se le antojó una picadita o bien ir preparando de antemano los ingredientes para festejar el feriado del 25 de Mayo con un locro.

Sea como sea, la movida le salió mal y terminó con una causa en Flagrancia. ¿Qué hizo? anduvo paseando entre los pasillos de un supermercado de Rawson y se metió un par de fiambres entre la ropa.

Más precisamente, un salame por metro y un trozo de panceta, precisaron fuentes policiales. Su idea era salir del comercio con esa comida escondida en la ropa, pero la descubrieron y acabó demorada.

La sospechosa tiene 56 años y es el único dato que aportaron sobre esta mechera desde Relaciones Policiales.

Trascendió que el martes, la sospechosa entró al supermercado Átomo de calle Vidart, en Rawson, y los guardias privados, que hacían su habitual recorrida de prevención, la encontraron en pleno ataque: vieron cuando se metía el salame y la panceta entre la ropa, dijeron en la fuerza.

La mechera fue llevada a una de las cajas y los guardias le pidieron que sacara las cosas que se estaba robando. A la sospechosa no le quedó otra que entregar los fiambres e intervino personal de la Subcomisaría de Médano de Oro.

A su vez, los uniformados le avisaron a Flagrancia y desde ese fuero ordenaron vincular a la mujer a una causa por tentativa de hurto, informó la Policía.