Spread the love

Sacrificio, compromiso y esfuerzo. Esas son algunas de las palabras a una familia caucetera que están dejando todo por el futuro de sus hijos. Se trata de Franco Mestre, el joven que desde muy pequeño comenzó a dar sus primeros pasos en el fútbol y en este 2023 se le presentó una oportunidad única: formar parte del plantel de Talleres de Córdoba.

Actualmente, Franco juega en Club Atlético Villa Independencia, de Caucete y ya arrancó con sus viajes a Córdoba, donde empezó a jugarse todo, esperando la última decisión en noviembre.

El joven estuvo jugando en la quinta división, en inferiores. En esta categoría disputó dos campeonatos y luego, lo ascendieron a cuarta, donde jugó tres partidos y ahora está de titularen la primera división de Atlético Villa Independencia, a la espera de lo que decidirá Talleres de Córdoba en los próximos meses.

“Hace dos meses que tuvo una prueba, en el Club Trinidad, con Talleres de Córdoba y Franco quedó seleccionado entre los 86 chicos que estaban probándose en San Juan, fue el único que quedó seleccionado”, subrayó, orgullosa, Yanina Orellano, mamá de Franco.

Tras quedar seleccionado, Talleres se comunicó con la familia de Franco para organizar el tema de los viajes. Ellos tenían que estar el 26 de julio en el predio, para comenzar con este sueño futbolero. En esta etapa se presentaron 36 chicos de diferentes zonas, y solo quedaron 5 (de distintas provincias), entre ellos Franco para la próxima instancia.

Yanina es la encargada de acompañar a Franco en este sueño y es la que prepara los bolsos para emprender viaje con rumbo a Córdoba. Su marido (padre de Franco) debe quedarse con el hermano de Franco, para seguir con las actividades rutinarias en San Juan.

Desde el primer momento, todo fue una experiencia nueva, ya que nunca habían salido de San Juan. “Llegar a Córdoba fue imponente”, sostuvo la mujer. Además, agregó que son una familia muy humilde y “todo fue a pulmón”. Con mucho esfuerzo, compraron el pasaje y viajaron el día anterior a la prueba en Talleres.

Luego, tuvo otra de las pruebas claves el 16 de agosto, donde tuvo la posibilidad de conocer a la cuarta división de Talleres y con la categoría 2007 del club. “Lo evaluaron y nos dijeron que esperemos el llamado para poder verlo en noviembre”, destacó. Desde el club le están haciendo un seguimiento para ver qué sucederá y están ansiosos con la “última prueba”.

“Dios quiera que se dé, porque es un chico muy bueno”, comentó. La mujer emocionada contó que en Villa Independencia todos conocen a Franco y saben la calidad lo es. Y agregó que “es muy respetuoso y dedicado, es el primero en llegar al entrenamiento y el último en irse”.

Yanina destacó que cuenta con una familia unida, que los ayudaron para que Franco siga apostando por su sueño. “Nos ayudaron y aportaron lo suyo, para poder viajar en un coche cama, para que Franco no llegara con las piernas adormecidas”, contó. Vale destacar que el joven mide 1.87 metros y necesitaba estar cómodo para dar lo mejor de él en su prueba.

La mujer destacó viven una etapa muy emocionante, acompañando el joven que desea convertirse en un reconocido futbolista. “Es un chico muy humilde”, resaltó. El caucetero tiene 16 años y una mochila cargada de ilusiones, además complementa sus entrenamientos con los horarios de la escuela. Está cursando el quinto año del Secundario y su madre afirmó que su única ocupación es el fútbol y el estudio.

“Todo el esfuerzo que le brindamos ahora después tendrá sus frutos, esto es lo que él sueña: poder llegar a una primera división de los grandes clubs”, comentó Yanina.

En cuanto a la repercusión en el Atlético Villa Independencia Yanina destacó que “es un club muy humilde, y este logro de Franco es de todos. Ellos lo acompañan y ayudan muchísimo”.

Franco entrena todos los días, por la mañana asiste a la escuela (de 8 a 13) y por la tarde asiste al club (17 a 20).

En caso de que todos salga como Franco desea, el joven deberá irse a vivir a Córdoba. “Estamos acompañando como papás el sueño de él. Es muy apegado a nosotros, no le exigimos, queremos que lo disfrute, como podemos le estamos dando las herramientas y él decidirá”, cerró.

Cómo arrancó su sueño en el fútbol

Con solo 6 años, Franco Mestre comenzó a incursionar en el deporte, y años después fue creciendo en el deporte.

Jorge Núñez es un profesor que tuvo Franco cuando jugó en otro club sanjuanino. Él fue quien vio las condiciones del caucetero para poder seguir adelante con su sueño futbolero.

Núñez lo estuvo preparando y comenzaron a llegar las pruebas para Franco. La primera de ellas sería con Boca Juniors, luego con River Plate, pero no quedó, sin embargo, no todo quedaría ahí, ya que como dice el dicho “la tercera es la vencida”.

Hace dos meses, llegó la prueba con Talleres de Córdoba en el club Trinidad y fue precisamente ahí donde quedó seleccionado. Entre los 86 chicos que estaban probándose en San Juan, fue el único que quedó seleccionado para viajar a Córdoba.

Viviendo un sueño

Yanina Orellano es clave en el sueño de Franco Mestre y aseguró que como padres lo acompañan en cada una de sus decisiones.

“Mami estoy como en shock, no caigo en lo que me está pasando”, esas fueron las palabras del joven sanjuanino hacia su madre. La mujer subrayó vivimos con mucha emoción el día a día.

Con el hermano de Franco tuvieron que pasar momentos muy duros, ya que tiene que estar llevándolo hasta el Garrahan, por problemas de salud. “La alegría también es de su hermano, y se siente orgulloso de su hermano mayor”, comentó. Bruno tiene 14 años y también da sus pasos en el fútbol en Villa Independencia.

Bruno tiene que ir a Buenos Aires ya que tiene una traqueotomía y botón gástrico. Pero, lejos de esto ser una dificultad, el hermano de Franco cumple el rol de arquero.

Los hermanos Mestre llevan el deporte en la sangre heredado por su padre y todo unidos por un amor: el Club Villa Independencia.

 

fuente: DLPSJ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *