Jue. Jul 7th, 2022

Frente a la decisión del Gobierno nacional de establecer un régimen de «segmentación» de los subsidios oficiales otorgados a las personas usuarias de suministros residenciales de energía eléctrica que, entre otras consecuencias, establecerá quiénes seguirán percibiendo la ayuda, desde el Entre Provincial Regulador de Electricidad (EPRE) informaron que están a la espera de los mecanismos de inscripción de los usuarios. Es porque habrá un registro para ese fin.

La medida oficial tiene el objetivo de incrementar la eficiencia del uso de electricidad, mejorar la situación de déficit fiscal, y garantizar la equitativa asignación de subsidios a las personas usuarias que realmente lo necesitan. Y para ese fin se ha dispuesto la creación del Registro de Acceso a los Subsidios de Energía (RASE), en la órbita de la Secretaría de Energía de la Nación.

La intención es conformar un padrón de personas beneficiarias del régimen de subsidios, sobre la base de las declaraciones juradas presentadas. Y para eso todos los usuarios deberán inscribirse para determinar su situación.

Mediante un comunicado, desde el EPRE dieron a conocer que «se está a la espera de que la Secretaría de Energía de la Nación reglamente los canales y mecanismos para instrumentar la segmentación anunciada». Entonces el organismo «informará detalladamente, y facilitará los medios para asegurar la equitativa asignación de los subsidios otorgados por el Gobierno nacional».

Todos los usuarios deberán completar declaraciones juradas, con datos de las distribuidoras, los entes reguladores, Anses, y AFIP, facilitándose la inscripción de manera remota o presencial.

Según la información disponible, se prevén condiciones de exclusión e inclusión en cada segmento; es decir usuarios de ingresos bajos, medios y altos con características de, por ejemplo, ser propietario de tres o más vehículos con una antigüedad de 5 años o menos, o un integrante del hogar posea Pensión Vitalicia a Veteranos de Guerra del Atlántico Sur, entre otras situaciones.

El decreto establece que los subsidios aplicados por el Estado Nacional en los suministros del segmento de ingresos altos se reducirán gradualmente, hasta hacerse nulos a fin del año 2022.

Los segmentos de menores ingresos e ingresos medios verán menores incrementos en sus facturas, al mantenerse los subsidios actualmente otorgados por la Nación.

 

fuente: diario de cuyo