Spread the love

La discusión sobre cómo será el riego en el año hídrico 2023-2024 empezó con un desacuerdo: la primera corta de 14 días propuesta por la Dirección de Hidráulica para octubre fue rechazada por los regantes. Esto ocurrió mientras las autoridades buscan definir un cronograma de riego de verano que permita guardar agua en los diques, tras el pronóstico de un año extremadamente seco. A esto se suma que desde Recursos Energéticos pidieron seis días más de corta que el año pasado (que tuvo 151) para proteger el embalse de Ullum de crecientes del río. En cambio, hay viñateros que adelantaron que no quieren dejar de regar en todo el verano y no desean acordar cortas antes del cambio de autoridades por el nuevo Gobierno.

Guadalupe López, directora de Hidráulica, explicó que ya plantearon al menos dos cortas para esta temporada: la primera empezó el viernes 14 de octubre y terminó el 21. Luego de esto, restaba otra semana más sin riego para este mes que está pendiente. En las próximas semanas se reunirán para ver cómo recuperarán los restantes siete días y hablar de la segunda prevista para noviembre. De esta manera, esperan poder enfrentar el próximo año, extremadamente seco, según los cálculos técnicos de Hidráulica, con 732 hm3 que aportará el río San Juan durante todo el año, un 30 por ciento menos que 2022-2023.

En este cálculo, tienen en cuenta también lo almacenado en los tres embalses, los que, según confirmó Andrés Sastriques, director de Recursos Energéticos, cuentan con 163 hm3 menos del mínimo recomendado. Este nivel comenzó a disminuir con el reinicio del riego luego de la corta de invierno, cuando cumplieron una vuelta de turnos, implementaron los 7 días previstos y retomaron el viernes.

En años de caudales normales, se traza un cronograma fijo, pero, durante los últimos tres años de sequía, hubo revisiones durante el verano y discusiones entre el sector agrícola, que pedía mantener los canales con agua, e Hidráulica y Recursos Energéticos, que apunta a guardar el recurso. Este año, el primer cruce ocurrió tras la última vuelta del riego, en el que no lograron un acuerdo inmediato: las autoridades pidieron 14 días sin regar, pero los productores sólo aceptaron siete.

Sastriques explicó que, en esta temporada, es fundamental que las reservas no bajen para prepararse para otra sequía, pero, sobre todo, para proteger las estructuras. Es que prevén que habrá lluvias abundantes y crecientes violentas durante el verano. Si esto sucede en Ullum, la presa puede sufrir daños graves en las tomas para riego y agua potable. Para alcanzar el nivel mínimo de seguridad recomendado, el nivel debe llegar a los 760 msnm. En la actualidad está por debajo de los 750 msnm y, para asegurarse que una creciente del río no dañe la presa, el nivel debe llegar hasta los 755 o 757 msnm. Por eso, a los 151 días que no se regó el año pasado, los encargados de los diques piden agregar otros 6, para garantizar la seguridad de las obras hídricas.

A todo eso, ya hay voces de productores que buscan regar todo el verano sin cortas, exactamente lo contrario a lo que solicitó Recursos Energéticos. Uno de ellos es Eduardo Garcés, presidente de la Junta de Riego de Chimbas y de la Federación de Viñateros, quien aseguró que no quieren que haya ningún corte programado este año. El productor dijo que, con los 732 hm3 y lo que hay en los diques, pretenden regar de corrido hasta marzo. «Son 200 hm3 menos de nieve, pero con lo que se guardó en el invierno y lo que queda almacenado en la cordillera (las reservas de los acuíferos que escurren en años secos como el actual), calculamos que van a sumar unos 400 hm3», dijo. Además, indicó que, hasta el 10 de diciembre, las autoridades actuales no deberían programar cortas, porque esperan el cambio de Gobierno.

Consumo

3 hectómetros cúbicos por día se usan para riego agrícola. El pronóstico de 732 hm3 alcanza
sólo para 244 días, incluso, si no se destinara nada al consumo humano o a los diques.

Balance negativo

Desde la temporada 2017- 2018, cada año se usó más agua de la que aportó el río San Juan y, por lo tanto, el nivel de los embalses bajó y hoy es de -156 hm3.

El más afectado

7 metros bajó el nivel de Los Caracoles desde que empezó la vuelta de turnos de riego desde
agosto hasta el pasado 14 de octubre. Este embalse fue el que más bajó su nivel.

Posturas enfrentadas por la corta

Guadalupe López – Directora de Hidráulica 

«El año pasado, los productores pidieron trasladar las cortas de octubre y, cuando hubo que cortar en noviembre, también se negaron. Pero, este año hay mucha menos agua que la temporada pasada y necesitamos esos 14 días para tener reservas».

Eduardo Garcés – Pte. Junta de Riego de Chimbas

«Creo que va a ser un año igual o mejor que el año pasado. Por eso, no queremos que se corte y, menos, hasta que asuman las nuevas autoridades. No sabemos quiénes serán, pero tuvimos una reunión y planteamos cosas, como que sea un director hombre».

 

fuente: diario de cuyo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *