Spread the love

Michael Gambon, conocido por haber dado vida a Albus Dumbledore en la saga Harry Potter, ha fallecido a los 82 años en el hospital, tal y como ha comunicado su familia. El actor tuvo una larga trayectoria que comenzó en los años 60, pero su gran papel fue como el director de Hogwarts, un trabajo con el que llegó a todas las generaciones.

«Estamos devastados al anunciar la pérdida de Sir Michael Gambon», ha declarado su esposa Lady Gambon y su hijo Fergus en un comunicado, donde también han especificado que ha fallecido pacíficamente junto a sus seres queridos tras un ataque de neumonía.

Gambon nació en Dublín, hijo de una costurera y un ingeniero. A los 15 años abandonó los estudios para ser aprendiz de un fabricante de herramientas. A los 21 se había cualificado como ingeniero, pero tan solo trabajó un año en este puesto antes de empezar su carrera como actor. Empezó a actuar en teatro para después pasar a la televisión y el cine. Algunos de sus papeles más conocidos son los de El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante (1989), de Peter Greenaway, y el del anciano rey Jorge V en El discurso del rey (2010), de Tom Hooper. En total, ha ganado cuatro BAFTA en reconocimiento a una carrera que abarca cinco décadas.

Deja a sus espaldas una filmografía variopinta y llena de títulos, pero siempre será recordado por haber sido Albus Dumbledore en seis de las ocho películas de Harry Potter. Se hizo con el papel después de que Richard Harris, el anterior Dumbledore, falleciera en 2004. Pasó a formar parte del reparto de la franquicia desde la tercera entrega, El prisionero de Azkaban, y, a pesar de ser un fichaje de última hora, ha pasado a la posteridad.

El cambio no pasó inadvertido para los fans, quienes criticaron las modificaciones. Mientras Harris era más sereno, Gambon hizo una versión más enérgica y algo diferente de lo que diseñó J.K. Rowling. Es una notable diferencia que se puede ver en el Torneo de los Tres Magos, cuando Dumbledore le pregunta a Harry Potter si había sido él el que había metido su nombre en el Cáliz de Fuego. Mientras en el libro se describe que lo hizo de manera calmada, en la película aparece corriendo y agarrando al joven por los hombros.

A pesar de estas diferencias, Michael Gambon supo ganarse el cariño de todos los fans y, al igual que hicieron tras la muerte de Alan Rickman, los fans alzarán sus varitas al cielo para darle una última despedida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *