Vie. Abr 23rd, 2021

Apoco de que el proyecto de despenalización del aborto comience a ser tratado en comisiones en el Senado tras su sanción en Diputados, Elisa Carrió volvió a criticar la iniciativa y sostuvo que al presidente Mauricio Macri «le dijeron que ganaba el ‘no’ por amplia mayoría».

La diputada de Cambiemos, sin embargo, abogó por tener una mirada federal de la situación económica y social que se vive en el país: «Apaguen la TV, hay muchos intereses, hay demasiados intereses para mantener una Argentina que dirigen seis, que se reúnen y deciden cuándo empieza la crisis, a quién van a llamar primero…».

«Yo sé que hay desesperanza, yo sé que el impacto es sobre los salarios», dijo Carrió. «La primera recomendación que le hago a la clase media y media alta es ‘dé propinas’. Aunque le cueste haga la changa. Hay más de 2 o 3 millones de personas que viven de esa changa, y a veces nosotros, cuando nos ajustamos, lo primero que dejamos de hacer es de dar propina». «Si les molesta, apagen. Esto es como una novela venezolana que se repite», dijo la legisladora con su habitual ironía.

¿LE MINTIERON A MACRI?

La diputada destacó que el presidente Macri no hizo nada para influir en el Congreso y comentó por qué decidió promover el debate del aborto en el Congreso. «Le dijeron que el ‘no’ iba a ganar por amplia mayoría y (le comunicaron) una necesidad de debatirlo que no existía», evaluó Carrió en declaraciones al canal Todo Noticias.

Consultada sobre si fue un error del Gobierno habilitar la discusión, señaló: «En todo caso los diputados que pensaron que había que abrirlo. Nunca entendí cómo llegamos a esa sesión». «Yo lo llamé (a Macri). Me dijo: ‘Lilita, a mí me dijeron que se iba a ganar’, es decir que iba a ganar el ‘no’. Cuando me enteré de la verdad, me di cuenta de que hubo un error casi de ingenuidad en creer que esto se maneja», lamentó.

A su vez, la legisladora volvió a referirse a los motivos por los cuales se opone a la interrupción voluntaria del embarazo. «Mi posición es en contra por razones filosóficas, lo debatí con las feministas cuando yo era atea», dijo Carrió, quien explicó que no participó de la discusión en el recinto por un problema cardíaco que le impide estar sentada en la banca durante un tiempo prolongado. Sobre la legalización del aborto, agregó: «Nunca lo pude resolver, lo estudié 40 años y es un dilema. Uno no quiere criminalizar a la mujer joven y por otra parte tiene que estar inscripta en la ley la prohibición cultural».