Spread the love

Los empresarios farmacéuticos de San Juan plantearon un pedido de «abrir diálogo» para evitar «el deterioro del servicio». Pero esas negociaciones que buscan no son con el actual oficialismo, sino con las autoridades del próximo gobierno, según dijo Carlos Otto, presidente de una de las dos cámaras que agrupan a las empresas. Es que están buscando un cambio en el sistema de pago de las obras sociales, en especial, la Obra Social Provincia (OSP), que representa más de 3 de cada 10 ventas que realizan. Según dicen, el sistema actual significa una pérdida de hasta un 40 por ciento de las ganancias por la inflación y, por eso, quieren encontrar un formato que flexibilice los cobros.

En un comunicado conjunto, la Asociación de Propietarios de Farmacias y el Colegio de Farmacéuticos hicieron «un llamado urgente al diálogo y negociación», según dijeron para solucionar problemas con el mecanismo de pago de las órdenes de obras sociales. En este encuadre, la Obra Social Provincia (OSP) es la que tiene el mayor impacto en las cuentas de las farmacias. Por eso es que están buscando reunirse con las nuevas autoridades del equipo de Marcelo Orrego, las que asumirán el 10 de diciembre.

Es que, según dijo Otto, no tienen expectativas de un cambio en la forma de trabajo actual a tan poco tiempo del recambio, a pesar de que definió la situación de las farmacias como urgente. «El sistema actual hace que medicamentos que se vendieron a principios de octubre se cobren en enero y eso nos cuesta entre un 30 y un 40 por ciento de la rentabilidad por la inflación», señaló. En diálogo con el programa Demasiada Información, de Radio Sarmiento, Miguel Grecco dijo que cumplen con el plazo de 60 días, pero según Otto, en la práctica se demoran más porque les exigen hacer la facturación una vez cerrado el mes. Por eso, explicó que algo que vendieron en los primeros días lo reportan en el mes siguiente y recién ahí empieza a contar el plazo.

Lo que buscan los empresarios es una flexibilización del sistema de cobros, que tenga en cuenta la problemática de aumentos de precios. Otto dijo que la situación actual está «acorralando a las farmacias chicas, porque al cobrar tanto tiempo después no pueden reponer stock con normalidad y por ahí en lugar de comprar varias cajas de un medicamento, compran dos o tres y pierden clientes». Esto estaría causando una problemática que podría afectar el servicio a futuro, dijo el empresario. «Vemos cada vez más empresarios grandes, algunos de afuera de la provincia, que están intentando comprar los comercios chicos. Esto va a provocar una concentración y, posiblemente, que cierren las farmacias barriales, con los despedidos que eso implica, que haya colas y baje la calidad de la atención», aseguró.

Entre los pedidos que planteó el empresario es que puedan hacer el envío de facturación quincenal en lugar de mensual, para poder ahorrar ese tiempo entre las liquidaciones. También que manden los pagos antes de las auditorías que hace la Dirección de Obra Social y, en caso de haber errores, que esto se descuente después o, incluso, implementar un sistema como el que aplicó la Provincia de Buenos Aires, que hizo un adelanto de $800 millones a las farmacias. «Lo que necesitamos es algún cambio que nos permita tener liquidez y reponer el stock antes de que la inflación licue las ganancias», dijo.

Empresas
250
  farmacias hay en San Juan, 80 integran la Asociación de Propietarios de Farmacias de San Juan y 170, el Colegio de Farmacéuticos.

Empleo
1.200 
 trabajadores directos tiene el sector farmacéutico y otros 600 indirectos, según la asociación que preside Carlos Otto.

Cobertura
40
  por ciento es lo que le paga la OSP a las farmacias, mientras que la empresa cobra, al momento de la venta, el restante 60%.

 

fuente: diario de cuyo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *