Vie. Jul 30th, 2021

Un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados emitió hoy dictamen favorable a un proyecto de jubilación anticipada para los obreros y empleados de la actividad vitivinícola, con el fin de que puedan acceder al beneficio a los 57 años y tengan 25 años de aporte.

El despacho fue firmado en una reunión de las comisiones de Previsión y Seguridad Social y Legislación del Trabajo, que presiden los diputados del Frente de Todos, Marcelo Casaretto y Vanesa Siley.

El proyecto de jubilación anticipada beneficia a 25 mil trabajadores del sector e iguala condiciones con el régimen de trabajadores y trabajadoras rurales.

La iniciativa sancionada por el Senado fue impulsada por la mendocina Anabel Fernández Sagasti, pero deberá volver a la Cámara alta ya que Diputados le hará algunos cambios que están consensuados con el Poder Ejecutivo, según informó Casaretto.

El legislador explicó aspectos del proyecto sobre la jubilación anticipada para los trabajadores de la actividad vitivinícola y señaló que en el artículo 1 se especificará que habrá «un régimen previsional para los trabajadores vitícolas, en cuanto desarrollen actividades que generen un envejecimiento prematuro»

Destacó que «siempre es bueno que el Congreso de la Nación consagre más derechos para los trabajadores» y señaló que «si mañana lo trata la comisión de Presupuesto y Hacienda podrá «entrar en la sesión del miércoles».

Por su parte, Siley señaló que la ley busca la «igualdad entre los trabajadores viñateros/as con el régimen de seguridad social, buscando diferencial al sector, establecido ya en la Ley 26.727, que es la ley del peón rural que existe hoy en la Argentina».

El dictamen implica que se avance en un proyecto «para beneficiar a más de 25.000 trabajadores y trabajadoras de viñas, una cobertura y jubilación de acuerdo a su trabajo. Se avanza con una demanda y una lucha de los trabajadores y trabajadoras», agregó.

El secretario general de Sindicato de Obreros y Empleados Vitivinícolas, Juan Carlos Aguirre, dijo que es necesario sancionar una esta propuesta, porque «beneficiará a muchos trabajadores de un sector muy castigado por las inclemencias climáticas: los empleados pasan en verano muchas horas al sol extremo y en invierno al frío extremo, lo que con el pasar de los años impacta en el deterioro físico’.

«Queremos la jubilación de 57 años para el obrero vitivinícola, porque entran en la actividad con una edad temprana, tienen una larga vida laboral, desarrollan permanentemente el trabajo a la intemperie durante todo el año», agregó.

Por su parte, la diputada mendocina Marisa Uceda dijo que «este proyecto es el resultado del camino de una lucha muy fuerte, cualquier mendocino y mendocina sabe que reconocer la jubilación anticipada de los trabajadores y trabajadoras de las viñas es otorgar igualdad, equidad y justicia social».

«Reconocer la jubilación anticipada para los y las trabajadoras y contratistas de viña es una cuestión de justicia social. Festejamos la decisión política y la sensibilidad para avanzar en una ley que va a mejorar la vida de los y las trabajadoras», completó.

Desde Juntos por el Cambio, el diputado Alejandro Cacace, vicepresidente de la Comisión de Previsión y Seguridad Social, señaló que hay una necesidad de otorgar equidad como trabajadores, ya que estamos frente a un trabajo que merece una protección especial», y explicó que «el sentido general de los regímenes diferenciales es el de atender a las condiciones de trabajo distintas que ciertos sectores tienen y por ende otorgar la protección previsional».

Por su parte, el legislador José Luis Ramon señaló que «este proyecto se relaciona con la matriz productiva de Mendoza y va en el sentido correcto, porque mejora la calidad de vida de toda la vitivinicultura. Hay que defender este sector, ya que está amenazado por la megaminería contaminante».