Jue. Dic 1st, 2022

La vicepresidente Cristina Kirchner cree que la inflación está «desbocada» y exige medidas extremas en base a un plan impulsado por economistas del entorno del gobernador Axel Kicillof.

Según versiones, lo que exige es un congelamiento de precios por 180 días alentado por el gobernador bonaerense Axel Kicillof, que más que frente la inflación, recalienta la interna con el Ministerio de Economía.

Es que en el Ministerio de Economía lo rechazan. Pero temor al impacto que la disparada inflacionaria vaya a tener en el Frente de Todos en las elecciones presidenciales 2023 es cada vez mayor.

Por eso, Cristina Kirchner exigiría el congelamiento de precios vinculados a la canasta básica por 180 días, de parte de la Secretaría de Comercio, que conduce hoy Matías Tombolini.

El congelamiento de precios es una medida extrema, receta del actual ministro de Producción bonaerense Augusto Costa, que impulsa este tipo de acciones y que fue secretario de Comercio cuando Axel Kicillof era ministro de Economía

Las internas que despierta la inflación

La exigencia de la líder del Frente de Todos choca con la posición del Ministerio de Economía. Según publica el periodista Marcelo Bonelli en TN, hubo reuniones con el titular del Palacio de Hacienda Sergio Massa y el equipo económico, que planteó que no puede aplicar un congelamiento en este momento porque primero deberían tomar medidas para estabilizar los frentes fiscal, monetario y cambiario.

Lo cierto es que las internas en el Gobierno por las medidas antiinflacionarias se dividen entre quienes impulsan políticas como una reducción del déficit y de la emisión monetaria, contra la posición de Cristina Kirchner que exige medidas como controles de parte de la Secretaría de Comercio a las empresas formadoras de precios.

La inflación de septiembre

El Índice de precios al consumidor (IPC) de septiembre, que se dará a conocer mañana, sería de entre 6,3% y 6,7%, según el informe preliminar del INdEC que recibieron el presidente Alberto Fernández y Sergio Massa.

En tanto, los relevamientos privados alertan sobre la fuerte suba de alimentos, que aumentaron 2,82% en la primera semana de octubre contra los 1,74 puntos de la semana anterior, de acuerdo a un informe de la consultora ‘LCG’.

Según este, los alimentos que más aumentaron en la primera semana de octubre son panificados, cereales y pastas, que subieron un 7,4%, seguidos por lácteos y huevos (5,9%), verduras (4,6%), condimentos y otros (3,7%), bebidas e infusiones, 3,2%, frutas, 3,0%; aceites, 1,3%, y azúcar, miel, dulces y cacao, 0,5%.

 

fuente: Urgente 24