Spread the love

La edad de inicio del consumo de drogas bajó en la provincia. Actualmente ya se registran casos de niños de entre 9 y 12 años con problemas de adicción. Esta situación generó alarma y preocupación en el Gobierno, que ya tiene proyectada la apertura de una residencia donde brindarles contención y tratamiento gratuito. Así lo adelantó Daniela Merlo, de la Dirección de Prevención y Asistencia de los Consumos Problemáticos, quien agregó que hoy, en el Día Internacional Contra las Drogas, se lanzará el programa “Municipios en Acción”, una de las medidas para prevenir las adicciones.

“Hay una situación crítica y preocupante con respecto a la edad de inicio del consumo de sustancias peligrosas y adictivas. Y es que bajó considerablemente. Ya no hablamos de adolescentes de entre 15 y 17 años como los más chicos en consumir. Ahora hablamos de niños de entre 9 y 12 años con problemas de adicción”, sostuvo Daniela Merlo.

La funcionaria agregó que la problemática no sólo es que cada vez sean más chicos los niños que consumen drogas, sino que la provincia “carece” de infraestructura para abordar sus casos. “Actualmente en la provincia hay 10 niños adictos, de entre 9 y 12 años, en tratamiento ambulatorio porque no contamos con un espacio exclusivo para su atención. Hasta hace un par de años eran casi la mitad de casos. Si bien tenemos las residencias Proyecto Juan y María del Carmen para abordar y tratar a personas con problemas de adicción, están destinadas a adolescentes, jóvenes y adultos, y no podemos mezclar a los niños con ellos. Por eso, el Ministerio de Familia ya tiene proyectado la apertura de una casa vivencial y terapéutica para niños adictos”, dijo Merlo.

La profesional dijo que el proyecto está listo y que tiene el visto bueno del gobernador Marcelo Orrego. Y que la semana que viene viajará a Buenos Aires junto al secretario Social, Daniel Blanquier, para reunirse con gente de la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (Sedronar) en busca de aval y colaboración para la puesta en marcha de esta residencia infantil.

También agregó que esta casa vivencial y terapéutica ofrecerá internación y tratamiento gratuito para los niños con problemas de adicción como también contención y acompañamiento a sus familias que, en la mayoría de los casos abordados, son las que influyeron para que los menores se inicien precozmente en el consumo de sustancias. “La mayoría de los niños que están en tratamiento pertenecen a una familia de tres generaciones adictas -abuelos, padres e hijos- o que vende droga, o ambas cosas a la vez. Entonces ya nacen y crecen con el consumo naturalizado de sustancias que, además, tienen al alcance de la mano”, sostuvo la funcionaria.

Merlo agregó que los 10 niños comenzaron el tratamiento de recuperación, tras la derivación de la Justicia. Y que si bien la marihuana y los psicofármacos fueron las sustancias que comenzó a consumir la mayoría, algunos hasta llegaron a probar la cocaína.

Frente a esta preocupante situación, Merlo dijo desde la Dirección se apuntará a realizar un trabajo más intensivo de terreno en conjunto con los 19 municipios de la provincia, y con el foco puesto puntualmente en la prevención y promoción. En este marco, hoy se pondrá en marcha el programa “Municipios en Acción” que, en primera instancia, apuntará a capacitar y formar al personal municipal en la contención y abordaje de casos de niños adictos. “Vamos a trabajar de manera conjunta con la Dirección de Niñez y con los ministerios de Salud y Educación para llegar con las charlas y talleres de prevención a los centros sanitarios y a las escuelas, principalmente a las primarias, porque ya no son los profes los que comentan su preocupación por alumnos adictos, sino que ahora las que lo hacen son las seños de la primaria”, sostuvo Merlo.

Actualmente, el Ministerio de Familia ofrece dos casas convivenciales terapéuticas donde adolescentes, jóvenes y adultos adictos reciben internación y tratamiento. Se trata de Proyecto Juan (foto) para varones y de María del Carmen, para mujeres. En ambas instituciones, además del tratamiento, los residentes realizan diferentes actividades deportivas y recreativas, y pueden desarrollar emprendimientos laborales para reinsertarse en la comunidad.

fuente: diario de cuyo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *