Lun. May 17th, 2021

En línea con las medidas que evalúa tomar la administración del Alberto Fernández para restringir la circulación de personas y así evitar el contagio de la enfermedad, en el Gobierno provincial quieren poner en marcha una serie de disposiciones, entre las que figuran eliminar frecuencia de unidades, limitar el uso del pasaje de los escolares con la SUBE y autorizar que los choferes no suban más pasajeros cuando las unidades van llenas.

«No se va a cobrar el pasaje escolar, es para desalentar la circulación de los chicos», dijo Gonzalo Rojas, director de Tránsito de la provincia, como una de las medidas que quieren instrumentar en el Gobierno provincial, en acuerdo con los empresarios del transporte automotor de pasajeros.

La decisión tiene fundamento en que las clases están suspendidas en todas las escuelas de la provincia hasta el 31 de marzo, al igual que la actividad en las universidades Nacional de San Juan y Católica de Cuyo. Y como hay muchos chicos y jóvenes que estarán en su casa con mucho tiempo libre, la disposición apunta a desalentarlos a que se trasladen de un lugar a otro. En el caso de los docentes, que pueden ser citados a presentarse en los establecimientos escolares, mientras que los directivos tendrán guardias mínimas, se les seguirá cobrando la mitad del pasaje con la SUBE, que en el caso de la primera sección, que es la más usada, corresponde que paguen 11 pesos, la mitad del costo de ese tramo. Para la segunda y tercera sección, cuyo costo es de 24,10 pesos, el maestro abonará sólo 12,10 pesos.

También el director señaló que «estamos hablando con las empresas de colectivos para disponer la reducción de las frecuencias», pero no será la única medida que quieren instrumentar. «Vamos a sacar un servicio por turno, pero el pasajero casi no lo va a notar», explicó el funcionario.

Es porque, además de no haber alumnos que concurran a clases, hay licencias especiales para los empleados de la administración pública con 65 años o más, al igual que mujeres embarazadas y personas en condiciones de riesgo de salud, como diabéticos, pacientes con tratamientos oncológicos o personas con asma moderada a severa.

Sacar una frecuencia por turno implica en la práctica que, mientras algunas unidades circulan cada 5 a 7 minutos, el tiempo de espera será cada 9 minutos. «El pasajero a lo mejor ni se va a dar cuenta», insistió el funcionario.

La otra recomendación que están hablando con los empresarios del sector es transitar, en esta época del año que el clima lo permite, con las ventanillas abiertas, para que haya mucha circulación de aire. Y también la sugerencia a los choferes es que si la unidad ya va con un importante número de pasajeros, pasar de largo en las paradas para evitar la aglomeración de personas. En Buenos Aires, por ejemplo, la medida tomada consiste en que los colectivos deberán transitar con un máximo de 35 pasajeros, teniendo el chofer la autorización de no dejar subir más personas.

También se va a incrementar la desinfección de los micros una vez terminada cada vuelta, como una medida adicional para evitar el contagio del coronavirus entre los pasajeros.

En cuanto a los taxis y remises, que también están bajo la órbita de la Dirección de Tránsito, el pedido es que también incrementen las medidas de limpieza y desinfección de los vehículos. Y sobre la posibilidad de que no se permitan más de dos pasajeros por unidad, como se había sugerido en Buenos Aires, el funcionario aclaró que por el momento «la medida no está contemplada».

A nivel nacional, las opciones en evaluación son imponer criterios de distancias prudenciales entre pasajeros y reducir las frecuencias de los servicios. En el primer caso, se estudia la posibilidad de habilitar la circulación sólo de pasajeros que viajen sentados, lo que evitaría el hacinamiento y reduciría el contacto. La reducción de las frecuencias se establecería en una fase posterior.

Valor

 Es el monto del pasaje escolar con la SUBE en la actualidad. Pero los choferes dejarán de cobrarlo hasta el 31 de marzo.

Medidas en los supermercados

Las grandes cadenas de supermercados, como el Walmart en San Juan, ha puesto en marcha una serie de medidas para evitar el contagio del virus. Por ejemplo, limitan el ingreso de más de 200 carros de compras a la vez, para mantener una óptima relación entre espacio y asistentes.

  • Una línea gratuita para denunciar sobreprecios

En el marco de la Semana del Consumidor, el Gobierno provincial puso en marcha a partir de ayer la «Línea del Consumidor». Se trata del 0800-333-3366, que está disponible de lunes a viernes, en horario de 7 a 21. En la situación coyuntural actual que se vive en el país en relación con el coronavirus, la nueva vía de comunicación servirá para denunciar el desabastecimiento de productos esenciales en supermercados como así también el aumento desmedido de precios.

Según dio a conocer el ministro de la Producción, Andrés Díaz Cano, los consumidores podrán denunciar también sobrefacturación y cobro de servicios no contratados de telefonía celular o tarjetas de crédito, suscripción de seguros no contratos con bancos o financieras, cambio de productos, planes de ahorro en concesionarias de vehículos, negociaciones de prestación de servicios, entre otros. El llamado al 0800 es el primer paso para el inicio formal para comenzar la denuncia de los usuarios.