Spread the love

El programa del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) «Mi casa, Mi hogar», destinado a financiar la construcción o ampliación de viviendas, quedó «suspendido provisoriamente» y según dijo la directora del organismo, Elina Peralta, esperan que en «algo de tres meses» se active nuevamente. En ese marco, explicaron que debido a los altos índices de inflación por los que atraviesa el país, los créditos quedaron desfasados dado que «financieramente estaban cubriendo nada más que la mano de obra y no el 80 por ciento de la construcción, como era el espíritu de estas operatorias». Así, señalaron que «la idea es actualizar» los montos de dinero que se prestaban.

Desde el IPV informaron que la decisión de poner en espera este tipo de operatoria individual es algo momentáneo que «comprende a todas las solicitudes de operatorias en trámites que hasta el momento no posean resolución de otorgamiento del beneficio». Es decir, todas aquellas personas que habían iniciado la solicitud del crédito pero aún no lo tenían aprobado deberán esperar que se reactive el proceso nuevamente para obtener una respuesta.

En ese marco, Peralta señaló que otra de las cuestiones por la que se paró el programa es porque con el recambio de gobierno «se está realizando una modificación en los sistemas internos del IPV», por lo que también se trata de una cuestión del tipo «administrativa» pero que es «provisoria». Aunque resaltó que durante este tiempo «necesitamos evaluar más finamente lo que se estaba prestando en dinero, porque no estaría acorde» con el costo de la construcción, «por eso necesitábamos suspenderlo, para ver todas estas aristas que tiene la operatoria». Así, desde el área de comunicación del instituto dijeron que hasta diciembre pasado, el crédito más alto que se otorgó fue de «poco más de 21 millones de pesos». Mientras que «la cantidad de cuotas en la que se financiaba dependía del ingreso de los solicitantes», agregaron.

La operatoria financia la construcción del 80 por ciento de una vivienda de hasta 80 metros cuadrados y tiene como destinatarios a personas con grupo familiar y que sean propietarios de un terreno escriturado, entre otros requisitos.

Así, la directora del IPV dijo que si bien no tiene un número fino, «por mes hay cerca de 100 solicitudes» que ingresan a las oficinas que están en el Centro Cívico. En ese marco, indicaron que el año pasado se otrorgaron unos 500 créditos que se sumaron a otros 200 que estaban en curso de años anteriores por lo que «seguirán siendo pagados a los beneficiarios a medida que presenten los certificados de obra». De este modo, desde las oficinas que dependen del ministerio de Infraestructura, Agua y Energía resaltaron que a todas estas personas «se les pagará de la manera que fue acordado, incluyendo las actualizaciones, debido a que lo que está en ejecución seguirá desarrollándose».

Desde que asumió Marcelo Orrego como gobernador el pasado 10 de diciembre, el mandatario manifestó que entre los pilares fundamentales de su gestión estaba la de llevar adelante la obra pública y la construcción de viviendas. Si bien el programa «Mi casa, Mi hogar» tiene una modalidad diferente al sistema de adjudicación de viviendas por medio de sorteos, brinda una solución habitacional a sectores de clase media.

En ese marco, las autoridades del IPV manifestaron interés para que el programa se reactive «lo más pronto posible» por lo que señalaron que «se acelerará los procesos para que los sanjuaninos puedan solicitar sus prestamos nuevamente». Así, explicaron que mediante esta operatoria se busca «atender la necesidad de aquel sector de la población que posee terrenos, de obtener una vivienda».

>> MÁS DATOS

Requisitos

Entre los requisitos para solicitar el crédito están: constituir un grupo familiar, ingresos familiares que permitan el reintegro de la cuota y ser propietario de un terreno escriturado.

Antecedente

Durante la gestión del exgobernador Sergio Uñac, el Instituto Provincial de la Vivienda entregó un promedio de 350 créditos anuales de esta operatoria.

Devolución

Los créditos del programa se actualizan en base a la Unidad de Vivienda (UVI). Hasta la gestión pasada, se podían devolver en tres plazos diferentes de 20, 25 y 30 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *