Jue. Jul 7th, 2022

Luego del anuncio que realizó el Gobierno respecto a la segmentación de tarifas energéticas, la próxima semana se pondrá en función una página web para que toda la población se inscriba en la base de datos para poder seguir recibiendo el subsidio. Aquellas personas que no realicen el trámite, sufrirán un aumento automático a partir del mes próximo y dejarán de recibir la asistencia del Estado.

El aumento proyectado para un usuario promedio a nivel nacional será de entre $ 1.000 y $ 1.500. Según pudo sabe El Destape, se estipula que las personas que actualmente reciben el beneficio de la tarifa social podrán mantener este derecho, aunque de forma provisoria. En el Gobierno confían en diseñar un modelo de inscripción similar al aplicado para pagar el IFE o asignar turnos de vacunación en el marco e la pandemia del coronavirus. A partir de la semana pasada habría una aplicación disponible, además de puntos físicos para que todas las personas puedan ser incluidas.

De acuerdo a las cifras que maneja la Secretaría de Energía, ya está identificado el 10% más pudiente de la población que pasará apagar tarifa plena y el segmento más vulnerable de la población que necesita seguir con el esquema actual. Sin embargo, resta contabilizar a los segmentos intermedios.

El ahorro fiscal estimado a partir de este ajuste tarifario es de $ 15.000 millones para el segundo semestre. En caso de que se hubiera aplicado este esquema desde principios de año, la suma podría haberse elevado hasta los $ 100.000 millones.

Noticia en desarrollo