Spread the love

En San Juan se clausuran de dos a tres geriátricos clandestinos al mes. Así lo confirmó el Dr. Jorge Quiroga, director de regulación y control del ministerio de Salud Pública, quien explicó que solo 31 residencias privadas cumplen con los requisitos necesarios. Además en la provincia se cuenta con la única dependiente del Estado, la Residencia  Eva Perón.

«Muchas de las familias sanjuaninas eligen desafortunadamente enviar a sus familiares a un centro clandestino, donde las cuotas rondan los $150.000 aproximadamente«, comenzó expresando Quiroga. El funcionario destacó que alojar a un anciano en residencias privadas legales y habilitadas tienen un costo elevado, alrededor de 350 mil pesos mensuales.

Si bien el precio es mucho menor, las consecuencias podrían ser más altas de lo que se piensa. Estos centros clandestinos, en su mayoría, carecen de la habilitación necesaria y no cumplen con requisitos básicos de infraestructura y salud para los residentes.
El Dr. Quiroga comentó  que “se realizan de dos a tres clausuras al mes, aunque algunas no son permanentes; se imponen multas y se permite que vuelvan a funcionar con todo en regla”.

«A veces estas denuncias son de lugares que tienen algunos problemas por resolver y no son clausurados para siempre, sino que se les cobra una multa y nos aseguramos de que puedan volver a funcionar con todo en regla. Pero después te encontrás con los otros que son 100% clandestinos; los cerramos y encuentran la forma de instalarse de nuevo, es un negocio muy grande«, dijo el Dr. Quiroga.

El verdadero problema radica en cómo algunas familias toman la difícil decisión de dejar a sus seres queridos en lugares que están lejos de parecer cálidos. «De los abuelos que rescatamos de estos centros, cinco negociamos con los familiares y nos encargamos en conjunto, los otros dos son llevados al Eva Perón, (que cada día se hace cargo de más abuelos) y el resto, por suerte lo resuelve  la familia sin drama», aseguró el Dr. Quiroga.

Los 31 geriátricos habilitados cuentan con una población total de 675 sanjuaninos, además el Eva Perón atiende a solo 150. El Dr. Quiroga subraya la importancia de denunciar cualquier actividad sospechosa al municipio del departamento.

Nuevas Estrategias de los Centros Clandestinos

Las tácticas de los centros clandestinos han evolucionado con el tiempo. Anteriormente, se centraban en casas evidentes, pero hoy en día, las estrategias son más sutiles. «Hoy en día, es difícil, lo que hemos notado y mucho. Son denuncias por familias que dentro de la misma casa, por lo general, ellos son los propietarios, deciden emprender este negocio. Entonces, en la noche generan todo un movimiento e ingresan a los adultos mayores. Es muy difícil cuando llegamos al lugar porque se resguardan sobre diferentes excusas. Pasa más de lo que la gente cree», finalizó el Dr. Quiroga.

 

fuente: DLPSJ

Un comentario en «Desde Salud Pública aseguran que clausuran de 2 a 3 geriátricos clandestinos al mes en San Juan»
  1. La residencia geriátrica «Flor de Liz», sin habilitación, fué clausurada hace una semana.
    No salió en los diarios, y es un lugar en el que los pacientes eran descuidados, no tenían acceso correspondiente al baño, ni aire acondicionado, juntaban las pertenencias de varios pacientes en el mismo placar. Había covid, varias infecciones, los dueños no daban la cara al ser llamados o enviarles mensajes para saber el estado de nuestros seres queridos.
    Trabajan en conjunto clandestinamente con el Dr. José A. Vignoli- M.P:1220, quien es el director de otra residencia que tienen la cual se llama “La Ernestina” en calle Aberastain 784 (n).
    La residencia geriátrica la llaman “Flor de Liz”, la cual, si se googlea, no existe tal lugar. Está ubicada en calle Del Bono 207 (s). A nombre de Cristian Gonzalez DNI 36511000- teléfono 264652188 y Yamila Flores, teléfono: 264674027. Los nombres de algunas de sus empleadas son Débora, Claudia y Gabriela. Los apellidos se desconocen ya que no quieren decirlos. La fachada es la de una casa de familia, ni siquiera tiene cartel.
    He sido testigo lamentablemente de todo esto ya que ingresamos de buena fé a mi madre y a la semana de haberla ingresado me la entregaron casi muerta.
    Ojalá estos delincuentes paguen y les caiga todo el peso de la justicia. Gracias a ellos mi madre falleción.
    Que se haga justicia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *